El Real Madrid y una historia de amor-odio con la Copa del Rey