Una España de pruebas deslumbra y después se pasea en Chipre