NFL
🏈 NFL

¿Se puede ser MVP de la NFL sin jugar de ‘quarterback’?

La NFL es una liga dominada por los quarterbacks. La de director de juego es la posición más conocida, codiciada y valorada de este deporte. Muchos expertos la consideran como la más difícil de cualquier disciplina. Disponer de un quarterback del máximo nivel acerca a cualquier equipo a la victoria, mucho más que tener a un buen jugador en cualquier otra posición. Es por eso que los mariscales de campo acaparan todas las miradas ya sea en el juego, el aspecto económico, la venta de mercancía y, por supuesto, a la hora de recibir los premios a final de cada temporada.

Esta campaña 2023 la NFL celebra su edición 104, aunque con el formato actual como el público general la conoce son algunos años menos. El premio al MVP que acredita a un jugador como el mejor de cada edición en su temporada regular se otorga desde 1957, principalmente al criterio de los periodistas y expertos de la agencia de noticias estadounidense Associated Press. Durante los 66 años en los que se ha entregado el galardón, el 68% de las ocasiones el ganador fue un quarterback. La de running back es la segunda posición más representada y mayoritaria, por mucho, dentro del 32% restante.

Desde 2012 no hay ningún jugador que no sea quarterback que haya ganado el MVP. Son 10 años consecutivos de dominio de los organizadores del juego, lo que representa la racha más larga jamás vista y la confirmación de la evolución de la NFL a una liga dominada, más si cabe, por los mariscales de campo. De hecho, en el siglo XXI tan solo en cuatro cursos se ha entregado el MVP a un jugador que no sea quarterback (2000, 2005, 2006 y 2012). Adrian Peterson, running back de los Minesotta Vikings, fue el último en conseguirlo, mientras que Christian McCaffrey, running back de los San Francisco 49ers, podría romper la tiranía este 2023.

​🏈​ McCaffrey contra Purdy y Tagovailoa en la NFL

Si nos centramos solamente en la batalla por el MVP, hay tres nombres que destacan sobre el resto: Christian McCaffrey (San Francisco 49ers), Tua Tagovailoa (Miami Dolphins) y Brock Purdy (San Francisco 49ers). No son los únicos candidatos, pero sí los principales. Otros players como Josh Allen (Buffalo Bills), Patrick Mahomes (Kansas City Chiefs), Dak Prescott (Dallas Cowboys), Jalen Hurts (Philadelphia Eagles) o Lamar Jackson (Baltimore Ravens) podrían optar al premio si se produce alguna bajada de rendimiento en los primeros y cierran el año con varias actuaciones estelares. Sería muy extraño que McCaffrey, Purdy y Tagovailoa no fueran los tres nominados.

Tua Tagovailoa, la pesadilla de Belichick que amenaza el MVP de Mahomes

La pregunta que muchos se realizan es si Christian McCaffrey podrá arrebatarle el MVP a dos quarterbacks que son el motor de los dos mejores equipos de la competición. Aunque esta pregunta tiene truco, puesto que… ¿en San Francisco 49ers es realmente Purdy el que hace funcionar al equipo, o lo hace McCaffrey? El cuadro de Kyle Shanahan basa su ofensiva en el juego de carrera y ahí es donde McCaffrey es imparable. Los 49ers son un conjunto predominantemente corredor desde que Shanahan se sienta en el banquillo, pero especialmente desde que adquirieron al running back de colorado en octubre de 2022.

Christian McCaffrey abandonó los Carolina Panthers donde su carrera parecía estar abocada a la derrota curso sí y curso también. Este 2023 ha terminado de explotar definitivamente, si es que antes no lo había hecho ya, y capitanea la ofensiva de los suyos. El running back lidera la liga en touchdowns totales con 20 (13 de carrera y 7 de recepción). Es, también, el corredor con más yardas de la liga (1.292), supera en más de 300 a James Cook su inmediato perseguidor, a las que tiene que añadir otras 509 de recepción para un total de 1.801.

Brock Purdy, el ‘Mr. Irrelevant’ más relevante de la NFL

Brock Purdy también ha vivido un año alucinante. En 2022 fue elegido con el pick número 262 del draft, el último del certamen. Aprovechó varias lesiones de sus compañeros para instaurarse como el quarterback titular de los 49ers y en 2023 se ha convertido en el más efectivo de la NFL. Es el titular que menos pasa por noche y aun así le da para ser el segundo que más yardas consigue (3.795) y el que más touchdowns asiste a sus compañeros (29). Pese a que está en la conversación por se MVP, él mismo tiene claro que es McCaffrey quien debe ganarlo: «McCaffrey hace de todo en el campo, corre, recibe y nos ayuda a ganar los partidos. En mi opinión se merece el MVP más que nadie».

Christian McCaffrey NFL.

Christian McCaffrey.

Por último, pero no menos importante, está Tua Tagovailoa. El quarterback de origen samoano ha sacado su máximo nivel en 2023 junto a Tyreek Hill, posiblemente el mejor wide receiver de la NFL. Los Miami Dolphins dominan la AFC por delante de equipos como Kansas City Chiefs gracias a una ofensiva aérea que es absoluta dinamita. Tua ha demostrado que tiene un cañón en el brazo y es el cabecilla de cualquier tabla o registro en lo que a yardas por aire se refiera (3.921), al igual que Hill (1.542). Las últimas jornadas decidirán hacia donde se decanta la balanza, con el calendario algo menos benévolo con los 49ers.

🗣️ Tom Brady apuesta por Christian McCaffrey como MVP

Si los datos no bastan por sí solos Tom Brady ha avalado de antemano el nombramiento de Christian McCaffrey como MVP. No son unas declaraciones cualquiera, puesto que el exquarterback, al que se puede considerar como el mejor jugador de la historia de la NFL, no suele hablar de estos temas y mucho menos para alabar a algún compañero de otra posición distinta a la suya y en la que como jugador en activo ganó ocho anillos y tres MVP.

«Para mí Christian McCaffrey tiene que ser el favorito número uno para ganar el MVP. Pocos running backs tienen un impacto similar en el juego como el que tiene él a día de hoy. Además, estoy muy de acuerdo con Purdy en que es la pieza que hace funcionar al equipo y hacedme caso, si el quarterback titular dice eso es porque está en lo cierto», comentó Tom Brady al ser preguntado sobre McCaffrey durante su última intervención en un pódcast sobre la NFL.

Ir al contenido