Nadal, novak djokovic, federer
🎾 Tenis

La razón por la que Nadal y Djokovic no son amigos

La rivalidad entre Rafa Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic será recordada como una de las mayores batallas en la historia del tenis y del deporte. Las pugnas entre los integrantes del big three siempre han dado mucho de qué hablar.

Djokovic: restaurantes, mansiones… y un nuevo negocio en 2024

El último en recordar estos históricos enfrentamientos fue ‘Nole’, el cual se refirió a la relación existente con los dos rivales más importantes de su trayectoria. De los tres grandes nombres, actualmente solo queda queda él, si bien Rafa Nadal no ha colgado la raqueta pero se encuentra apartado del circuito recuperándose de su lesión de cadera y su agravante en la pierna izquierda. Con ello, ha sido el mismo Djokovic el que ha matizado la relación con el español, aunque mantiene que la amistad entre ellos no es como la de todo el mundo.

Djokovic y Nadal, una relación poco personal

Con todo, y figurando en los libros de historia como los dos jugadores con más Grand Slams del circuito masculino, ese estatus en el tenis y su leyenda en el mundo del deporte se lo han ganado a base de partidos que ya son un must para todos los aficionados a la raqueta, emocionando al público casi tanto como se emocionan ellos con sus triunfos.

De hecho, su rivalidad dejó el partido más largo de la historia de las finales. En Melbourne 2012 regalaron uno de los grandes encuentros que se han visto en la historia.

 

Aquel partido lo ganó Djokovic en cinco sets (5-7; 6-4; 6-2; 6-7 (5); 7-5), durando la friolera de 5 horas y 53 minutos. Es ahí que, cuando fue preguntado, Novak dejó claro que por motivos profesionales no pueden tener una gran relación personal y por lo tanto no pueden ser amigos. «Nunca hemos sido amigos. Entre rivales no se puede«, dijo Djokovic sobre Rafa Nadal.

«Al principio, íbamos a cenar juntos, pero era imposible»

Por su parte, el de los Balcanes bromeó con la cantidad de veces que veía al español y al suizo a lo largo de la temporada: «En los últimos quince años, los veía más que a mi madre… Con Nadal, al principio, íbamos a cenar juntos, pero era imposible». Y es que la intensidad de ambos jugadores va más allá de las pistas. O al menos en el caso de Novak Djokovic.

«Es verdad que no podemos ser amigos porque con los amigos hablas de todo, de lo bueno, de lo malo, tus secretos… Con tus rivales no creo que te sientas muy a gusto revelando todo eso», explicó.

Djokovic

Como recordaremos, esas palabras de ‘Nole’ chocan frontalmente con aquellas imágenes que Nadal y Federer dejaron en la despedida del suizo donde, con las manos unidas, ambos lloraron desconsolados ante la retirada de Roger. Una imagen que dio la vuelta al mundo y que confirmaba que, en realidad, dos grandes rivales sí pueden tener una gran amistad. Algo que no entra en la mente de un Djokovic que tiene otra forma de entender el deporte.

Ir al contenido