El ‘Dieguenazo’: hablemos del «madridismo sociológico» de Laporta