Aleksander Ceferin UEFA fifa
Área jurídica

La Audiencia Provincial de Madrid falla a favor de la Superliga

Un auto de la Audiencia Provincial de Madrid (APM) fechado ayer, día 30, dictamina que ni la FIFA ni la UEFA podrán actuar de ningún modo que «prohíba, restrinja, limite o condicione» el desarrollo de la Superliga.

De esta forma, la APM ha estimado el recurso de Apelación presentado contra el Juzgado Mercantil n.º 17 y ha emitido un fallo a favor de la Superliga: «La FIFA y UEFA no pueden justificar su conducta anticompetitiva como si fueran las únicas depositadoras de determinados valores europeos, sobre todo si ello ha de servirles como excusa para sustentar un monopolio desde el que poder excluir y obstaculizar la iniciativa que aspira a ser su competidores, la Superliga», señala literalmente.

La AP revoca así el dictamen del auto fechado a mediados de abril de 2022 por el que suspendía la aplicación de las medidas cautelares, previamente acordadas en 2021, tras la oposición de la UEFA. La sentencia ordena a FIFA y UEFA abstenerse de adoptar cualquier medida o acción y de emitir cualquier declaración o comunicado que impida o dificulte la preparación o desarrollo de la Superliga durante la tramitación del procedimiento principal. No podrán, tampoco a través de sus miembros asociados, anunciar o amenazar o excluir con cualquier medida disciplinario o sancionadora a los clubes, directivos y personas implicadas en la preparación de la Superliga.

Además, en caso de que FIFA o UEFA hubieran llevado a cabo alguna de las conductas mencionadas con anterioridad a la resolución de la presente solicitud de las medidas cautelares, deberán realizarse las acciones necesaria para removerlas y anular sus efectos de inmediato. «No nos parece que el modo de conducta de las demandadas pueda justificarse como una protección de los intereses generales del fútbol europeo, sino que lo que advertimos es una actuación que reúne todas las características de un injustificable abuso por quién ostenta una posición de dominio».

El dictamen de los jueces de la Audiencia Provincial de Madrid también pone en duda la estrategia de reparto económico de la UEFA y la FIFA en sus competiciones: «No podemos dar por supuesto en este trámite cautelar que el mecanismo de distribución de beneficios que emplean FIFA y UEFA, que no viene marcado ni controlado por un regulador público independiente, constituya necesariamente el mejor de los posibles para los intereses generales del deporte

El siguiente capítulo del caso llegará en unos meses, cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) decidiría, sin lugar a recurso, si la UEFA goza de un monopolio en la organización de las competiciones.

Ir al contenido