Gerard Pique
Economía

El complejo futuro de Piqué en el tenis: pierde otro gran activo

Gerard Piqué concluyó su etapa como futbolista de forma oficial el pasado mes de diciembre. Su futuro, que probablemente siempre estará ligado a este deporte de una forma u otra, está vinculado a la faceta empresarial. Kosmos, los eSports, la nueva Kings League… son muchos los proyectos del español. Mientras unos negocios prosperan, otros parecen abocados al fracaso. El revés de la Copa Davis no es el único que ha sufrido en el mundo de la raqueta. Dominic Thiem, uno de los tenistas más prestigiosos, también ha decidido darle la espalda.

Thiem, otro adiós a Gerard Piqué

Kosmos, además adquirir los derechos de la competición más antigua del tenis, cuenta con una agencia de representación a la cual están vinculados algunos tenistas de renombre. El más relevante era Thiem, a pesar de que después de estrechar sus lazos con esta empresa ha ido cuesta abajo por culpa de las lesiones. El campeón del US Open 2020 quiere recuperar su estatus, pero ha decidido desligar su imagen de la empresa de Piqué.

Lo dejó entrever hace apenas una semana, cuando declaró que el vínculo no fue fructífero para ninguna de las partes: “Kosmos no tuvo mucha suerte conmigo. Firmé y a los cinco días me destrocé la muñeca. No me fue bien ni a mí ni a ellos”. El pasado martes decidió hacer oficial el anuncio de esta ruptura, que se ha producido con respeto y con el acuerdo de ambas partes.

El encargado de gestionar la carrera de Thiem ahora será su hermano Moritz. Una labor que ha ejercido en un segundo plano “durante los últimos tres años”. El entorno del austriaco quiere tener un control total de las decisiones, como recoge Puntodebreak. “Quiero mantener todo completamente libre de estrés y en la ruta más corta en la que solo Dominic y yo tomamos las decisiones», manifestó Moritz en declaraciones al periódico derstandard.

Los principales nombres que seguirán vinculados, por el momento, ha Kosmos Management son el de Andrey Rublev, en el apartado masculino, y los de Elina Svitolina y Daria Kasatkina en el circuito femenino.

La Copa Davis, el otro fracaso de Piqué

La baja de Thiem se suma a la ruptura del acuerdo entre Kosmos y la ITF para organizar la Copa Davis —este será el último año que se dispute bajo el control de Piqué—. El exfutbolista se comprometió en 2018 a abonar 3.000 millones de dólares durante los siguientes 25 años para renovar el atractivo de la competición más antigua. Las cuentas, finalmente, no han salido. Kosmos recibió más de 40 millones de dinero público con la suma de las tres ediciones —2019, 2021 y 2022—, pero no ha sido suficiente para rentabilizar el torneo.

Organizar un evento de estas características supone en torno a cinco millones de euros. A esa cifra hay que sumarle los diez millones en premios que se reparten los países y otros cinco que se quedan exclusivamente las federaciones. Esos números engordan mucho más con el canon que impone la ITF, que se mueve en torno a los 40 millones de euros anualmente, y que ha sido el desencadenante que ha provocado la ruptura entre este organismo y el grupo Kosmos.

Ir al contenido