Quintez Cephus nfl fútbol americano
Economía

Sancionan a cinco jugadores de la NFL por realizar apuestas

Cuatro son de los Detroit Lions: los wide receivers Quintez Cephus, Stanley Berryhill y Jameson Williams, y el safety C.J. Moore; y el quinto es Shaka Toney, defensive end de los Washington Commanders. Los cinco han sido sancionados por apostar sobre partidos de la National Football League (NFL) o de la Liga universitaria en la temporada 2022.

Tres de ellos —Cephus, Moore y Toney, que apostaron sobre partidos de la NFL— han quedado suspendidos indefinidamente y los otros dos —que lo hicieron sobre partidos de equipos universitarios— lo han sido por seis partidos.

No obstante, los tres primeros, una vez terminada la temporada de 2023, podrán solicitar su reincorporación de cara a la siguiente. En cuanto a los segundos, la sanción afectará a los partidos de la fase regular de la competición, pero podrán participar en todas las actividades de la pretemporada.

Ninguna evidencia de manipulación de partidos

La NFL ha subrayado en un comunicado que sus investigaciones no han puesto de manifiesto “ninguna evidencia que indique que los jugadores utilizaran información privilegiada” a la hora de realizar sus apuestas “o que el desarrollo de algún partido se viera comprometido de alguna manera».

A su vez, Alliance Sports, la agencia que representa a Williams —el más famoso de los cinco jugadores, pues fue elegido en la primera ronda del “draft” de 2022, si bien solo jugó seis partidos en la pasada temporada por salir de una lesión de rodilla—, ha añadido que el jugador «pide disculpas a la NFL, a sus compañeros de equipo, a los aficionados y a la ciudad de Detroit» por su comportamiento. Además, ha matizado que el error de Williams fue efectuar la apuesta fuera de los canales estrictos que la NFL establece al efecto.

No obstante, el vicepresidente ejecutivo y gerente general de los Lions, Brad Holmes, ha admitido que sus jugadores «han tomado decisiones que no son consistentes con nuestros valores corporativos ni con las reglas de la liga«. Por ello, el club ha apartado definitivamente de su disciplina a Cephus y Moore, y va a trabajar de manera específica con Berryhill y William «para asegurar que entienden la gravedad de las infracciones que han cometido y tienen claras las normas de la Liga de cara al futuro».

A su vez, los Washington Commanders han destacado que Toney “ha cooperado plenamente con la investigación de la NFL” desde el primer momento y que, por lo que se refiere al propio club, “acepta y apoya la decisión de la Liga”.

Cabe destacar que los incidentes generados por apuestas irregulares de jugadores han sido bastante inusuales en la historia de la NFL. Apenas se pueden contar seis, si bien los dos últimos son relativamente recientes: se trata de los casos del wide receiver Calvin Ridely, por apuestas realizadas en 2021 cuando era miembro de los Atlanta Falcons, y el de Josh Shaw, por apuestas hechas en 2018 cuando estaba en los Arizona Cardinals.

No obstante, uno hubo especialmente sonado, en 1963, por la categoría de los dos jugadores implicados, pues se convertirían posteriormente en miembros del Hall of Fame: Paul Hornung, el corredor estrella de los Green Bay Packers, y Alex Karras , tackle defensivo de Detroit. La NFL concluyó aquella investigación señalando que ambos no solo habían apostado en partidos de la Liga, sino que se habían asociado para ello con jugadores profesionales o «conocidos matones».

Ir al contenido