Fútbol internacional

93 años de la primera final de un Mundial: ¿cómo fue el partido y quién ganó?

El 30 de julio de 1930 es una fecha importante en el fútbol: se jugó la primera final de un Mundial. El partido enfrentó a Uruguay y Argentina en Montevideo, ciudad que acogió íntegramente la competición. Los locales celebraron el triunfo y Uruguay se convirtió en la primera campeona del mundo tras derrotar 4-2 a su vecina Argentina.

😬 ¿Por qué se jugó el primer Mundial en Uruguay?

Antes de la organización del Mundial, las selecciones se enfrentaban en los Juegos Olímpicos, aunque de forma no profesional para no solaparse con el inicio de las ligas en diferentes países. El 26 de mayo de 1928 se realizó un Congreso de la FIFA en Ámsterdam, donde se aprobó la organización de un torneo de fútbol independiente a los Juegos. La propuesta salió adelante con 25 votos a favor y 5 en contra, por lo que hubo que elegir la sede.

Varios países europeos presentaron su candidatura (Italia, Hungría, Países Bajos, España y Suecia), junto a la de Uruguay. Dio la casualidad que en 1930 Uruguay iba a celebrar un siglo de la jura de la constitución. Y por aquel entonces, el equipo celeste había obtenido de forma consecutiva la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928. Además, se iba a estrenar para la ocasión el estadio Centenario, mientras que el país se comprometía a pagar los gastos de los participantes. Todo sumó fuerzas para que le dieran la organización del evento al territorio sudamericano, lo que provocó un pequeño sabotaje de los equipos europeos.

Uruguay - Mundial

Imagen de uno de los goles marcados en la final del primer Mundial celebrado en Uruguay.

La dificultad del viaje, la nominación de Uruguay como sede y las secuelas de la Primera Guerra Mundial, que todavía coleaban, hicieron que muchos países europeos declinaran la oferta para disputar el torneo. Finalmente, los territorios que acudieron por invitación fueron: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Estados Unidos, México, Paraguay, Perú, Francia, Bélgica, Yugoslavia y Rumania. Los 13 combinados se repartieron en cuatro grupos, que fueron sorteados una vez todos los países pisaron tierras uruguayas. Argentina, Estados Unidos, Uruguay y Yugoslavia se clasificaron para las semifinales. Ganaron los locales y también los argentinos, que se verían las caras en la final.

😎 Una final celeste con el ‘gol del manco’

​La final se disputó en el Estadio Centenario el 30 de julio de 1930. La asistencia oficial registró 93 000 espectadores.Había mucha tensión. Incluso algunos jugadores uruguayos fueron amenazados de muerte si ganaban. Cada equipo quería jugar con su propio balón, por lo que el árbitro lo resolvió lanzando una moneda al aire. La final se jugó con el balón argentino, pero también se dice que la primera mitad se jugó con la pelota argentina y la segunda con la uruguaya.

Uruguay - Mundial

Once de Uruguay que ganó el primer Mundial de la historia.

El partido acabó 4-2 a favor de Uruguay. Dorado abrió el marcador a los 12 minutos de juego, pero los argentinos Peucelle y Stábile pusieron el 1-2 al descanso. Ya en el segundo tiempo, Cea, Iriarte y Castro dieron la vuelta al marcador y pusieron el definitivo 4-2 que hizo estallar de alegría a Uruguay. El último goleador, Héctor Castro, anotó siendo manco. Cuando tenía 13, tuvo la mala fortuna de que una sierra eléctrica le seccionó una parte del brazo derecho. Ese accidente no le impediría proclamarse campeón del mundo de fútbol.

Guilllermo Stábile fue la estrella del torneo. Anotó ocho tantos en cuatro partidos. Fue el máximo artillero del campeonato y logró un hat-trick en la goleada de Argentina por 6-3 ante México. Jules Rimet, el presidente de la FIFA y el cerebro detrás de la Copa del Mundo, entregó el trofeo al capitán ganador, José Nazassi, y nació el mayor torneo de fútbol.

Ir al contenido