Haaland - Machester City
Fútbol internacional

Cambio radical en la regulación del fútbol inglés

El Gobierno británico ha anunciado hoy, día 23 de febrero, a través de la publicación de un “Libro Blanco”, la futura creación de un nuevo regulador independiente para el fútbol, siguiendo así una recomendación que ya fue planteada el año pasado.

Entre las competencias más relevantes que tendrá este nuevo regulador está el examinar de manera más estricta la idoneidad de los nuevos propietarios que quieran adquirir un club, garantizar que la gestión financiera de estos sea sostenible, repartir de manera más solidaria los ingresos que genera la Liga y el derecho de impedir que los clubes de la Premier se unan a “otras ligas disidentes”.

O sea, en palabras más llanas, es todo un aviso a navegantes, entendiendo por tales los inversores extranjeros de allende los mares que quieren hacerse con clubes ingleses como quien compra en un “rastro” multimillonario, los gestores que se dedican a gastar el dinero de los clubes como si no hubiera un mañana, los responsables de la Liga que reparten los ingresos que esta genera sin ayudar suficientemente a los clubes más modestos y los directivos que tengan la tentación de sumarse al proyecto de la Superliga europea.

Una amplio abanico de recomendaciones

De manera más detallada, las principales medidas propuestas en el “Libro Blanco” son la siguientes:

– El Gobierno debe crear un nuevo regulador independiente para el fútbol.

– Este regulador independiente deberá supervisar la gestión financiera de los clubes para asegurar que sea económicamente sostenible.

– El regulador independiente deberá fijar unas pruebas más estrictas para garantizar la «integridad» o “idoneidad” de los posibles nuevos compradores de clubes británicos.

– Los aficionados deberán ser consultados sobre todas las decisiones clave que afecten al patrimonio de su club, incluyendo posibles cambios de nombre, del escudo o de los colores, la venta o traslado del estadio, etc.

– La Liga deberá facilitar un reparto más solidario, en beneficio de los clubes más modestos, de los elevados ingresos que genera. Más aún: el regulador podrá intervenir y forzar un arbitraje si la Premier League, la English Football League y la Football Association no consiguen llegar a un nuevo acuerdo sobre cómo garantizar que los recursos producidos por la primera ayuden a los clubes de los niveles inferiores.

– El regulador podrá Impedir que los clubes ingleses se unan a otras competiciones independientes; por ejemplo, la Superliga europea.

– Todos los clubes deberán tener planes de igualdad, diversidad e inclusión.

– Todos los estamentos del sector deben trabajar para aumentar la protección del bienestar de los jugadores que abandonen el fútbol al final de su vida profesional.

– El fútbol femenino deberá recibir el mismo trato que el masculino.

Dos reacciones muy diferentes

El primer ministro británico, Rishi Sunak, ha declarado que «estos nuevos y audaces planes devolverán a los aficionados al centro del fútbol, protegerán el rico patrimonio y las tradiciones de nuestros queridos clubes y salvaguardarán el deporte rey para las generaciones futuras.

En cuanto a la Liga, ha emitido un cortés y largo comunicado en el que, bajo la superficie de un aparente apoyo al “Libro Blanco” —“es un momento importante para el fútbol inglés”, es necesario “un cambio en la gobernanza del fútbol—, resulta imposible no detectar advertencias y recelos.

Por ejemplo, se señala en él que “la Premier League y sus clubes estudiarán ahora detenidamente el plan del Gobierno para que Inglaterra se convierta en la primera gran nación en hacer del fútbol una industria regulada”, “es vital que la regulación no perjudique su capacidad para atraer inversiones y aumentar el interés por nuestro deporte”, “trabajaremos de forma constructiva con las partes interesadas para garantizar que el regulador gubernamental propuesto no tenga consecuencias no deseadas que puedan afectar a la posición de la Premier League”…

En esta ocasión, se puede decir más alto y más claro…, pero parece suficientemente alto y claro.

Ir al contenido