Fútbol internacional

¿Qué fue de la generación del Borussia Dortmund de Jürgen Klopp?

Luis Aragonés decía que «en el fútbol nadie sea acuerda del subcampeón», pero es difícil no mantener en la retina a aquel Borussia Dortmund de la temporada 2012/2013 que a punto estuvo de tocar el cielo. Un gol de Arjen Robben, cuando agonizaba la final de la Champions League que jamás nadie pensó que el equipo de Jürgen Klopp podría pelear, privó de la gloria a una generación de jugadores que, una década después, sigue dando que hablar.

👇 Se quedaron en el Borussia

Marco Reus y Borussia Dortmund son sinónimos en la Real Academia Alemana. Toda una vida juntos. Reus llegó a Dortmund en 2012, tras labrarse su futuro siete temporadas fuera de un club en el que también se crió entre los 6 y los 16 años; desde entonces no se ha movido. Por falta de ofertas no habrá sido. El otro que resiste es Mats Hummels, aunque mucho menos querido, ya que se fue al Bayern, máximo rival, en el momento que más cotizado estaba. Regresó cuando sus prestaciones y protagonismo en Múnich bajaron ostensiblemente.

🔚 Ya retirados

Por raro que parezca, más del 70% de aquella plantilla sigue en activo una década después. Solo ocho se retiraron, entre los que destacan Roman Weidenfeller, Sebastian Kehl, Marcel Schmelzer, Neven Subotić y Nuri Sahin como parte del núcleo duro para Klopp. Los dos primeros ocupan puestos de directivos dentro del club: uno como representante institucional, otro como director deportivo, respectivamente. Schmelzer ya no sigue vinculado al cuadro borusser, aunque, hasta que colgó las botas en verano de 2022, se mantuvo fiel a sus colores y no abandonó en ningún momento la entidad. De Subotić nunca más se supo tras su retirada en 2021. 

Nuri Şahin, que regresó a Dortmund a mitad de la 2012/2013, es la cara más visible de los que optaron por el lado de los banquillos. El turco dirige al Antalyaspor, de la primera división de su país, mientras que otros activos de aquel equipo ya retirados, como Oliver Kirch y Julian Schieber, entrenan al Hamburgo sub-19 y al Sonnenhof Großaspach, de la quinta división alemana.

👋 Todavía permanecen en activo

Más allá de Hummels y Reus, son muchos los futbolistas que se mantienen en el primer nivel, pese a la veteranía de la mayoría: Mario Götze en el Eintracht Frankfurt, Ilkay Gündogan en el Manchester City o Robert Lewandowski en el Barcelona. Reseñable también el caso de un Ivan Perišić, ahora en el Tottenham, que jugó la primera parte de la 2012/2013 en el Borussia Dortmund y se marchó en invierno al Wolfsburg.

Fuera de las ligas punteras, destacan bastantes casos de otros jugadores que aún se resisten a dejar el fútbol. Es el caso de Felipe Santana, el autor del gol (en fuera de juego) que eliminó al Málaga de Pellegrini en la última jugada de los cuartos de final, que a sus 37 años juega todavía en el Atlético Catarinense de la segunda división brasileña. También de Kevin Großkreutz, en el TuS Bövinghausen de la quinta categoría alemana, a los 34. O de Sven Bender, que, como no podía ser de otra forma, sigue recorriendo el mundo de la mano de su inseparable hermano gemelo, Lars Bender. Ambos en el TSV Brannenburg, un equipo no profesional para matar el gusanillo, después de que ambos anunciasen su retirada del fútbol profesional en 2021.

🇵🇱 Dos polacos entrañables

Los que no dejan indiferentes a nadie son los polacos, tanto Łukasz Piszczek, como Jakub Błaszczykowski. Y no solo por sus impronunciables nombres. Piszczek, también de 37 años, juega en el Goczalkowice de la cuarta división de su país, a la par que negocia su incorporación al staff técnico de Fernando Santos en la selección absoluta de Polonia.

Błaszczykowski, con la misma edad, lleva cuatro años en el equipo de su infancia y se puede decir que de su vida: un histórico como el Wisła Cracovia (ahora en segunda división), en el que no solo forma parte de la plantilla (no juega desde agosto de 2021 por una lesión en el ligamento cruzado anterior), sino que también es presidente y máximo accionista, pues les rescató cuando se declararon en bancarrota.

🤯 No sabías que estuvieron aquel año en el BVB

Uno de los ejercicios más sorprendentes a la hora de recordar equipos míticos reside en adivinar cuáles eran los jóvenes y canteranos que tenían ficha con el primer equipo, aunque se les viese poco sobre el rectángulo de juego. En el caso de aquel Borussia Dortmund, más todavía. Marcel Halstenberg (Leipzig) tenía 21 años; Jonas Hofmann (Borussia Mönchengladbach), 20; Leonardo Bittencourt (Werder Bremen), 19; y Koray Günter (Sampdoria), 18. Una generación para enmarcar, que hizo vibrar a la mitad de Europa que no les veía como adversarios y sufrir a quienes se cruzaron con a ellos.

Ir al contenido