FC Valencia v Nottingham Forest - Friendly Game
Fútbol internacional

El Nottingham Forest se viste con la piel del Palmeiras bicampeón

El año del retorno del Nottingham Forest a la máxima categoría del fútbol inglés no está dejando indiferente a nadie. Hasta tal punto que, en verano, cuando un jugador hablaba de cambiar de aires, inmediatamente se vinculaba con el histórico club de las Midlands, tierra habitada metafóricamente por Robin Hood. Aunque para la opinión pública la historia reciente del Forest sea más de villanos que de héroes. Los últimos en sumarse a una lista infinita de incorporaciones desde su ascenso son Danilo dos Santos y Gustavo Scarpa. Dos piezas elementales en el mejor Palmeiras de su historia que, de la mano de un técnico amarrategui como Abel Ferreira, levantó la Copa Libertadores en 2020 y 2021, equivalente a la Champions League en Sudamérica.

🪑 Scarpa: nuevos retos tras sentarse en el trono

Veteranía y liderazgo a sus 29 años recién cumplidos el día de Reyes. Lógico, teniendo en cuenta que se convirtió en el monarca del Allianz Parque de São Paulo a lo largo del último año, junto a su tocayo Gustavo Gómez, por más que Palmeiras fuese un equipo de disciplina militar, donde el colectivo eclipsa a las individualidades. Scarpa viene de su año de madurez, cuando más productivo ha sido su fútbol en la máxima competición continental de Sudamérica. Poco a poco, su inconsistencia va siendo cosa del pasado.

Un comodín táctico: extremo, volante o carrilero cuando había que plantear partidos cerrados, con mucho trabajo a sus espaldas que no impide lucir su faceta creativa y clarividente en el último tercio del campo. Diferencial entre líneas o, incluso, en zona de mediocentro, para distribuir cuando su equipo le necesita como playmaker. Buen pie y mejor golpeo, para dejar (pen)últimos pases y centros tocados. Además, un especialista a balón parado a la altura de los mejores de Sudamérica. 

5️⃣ Danilo: ¿el mejor ‘5’ de Sudamérica?

Sin Willian Arão allí (ex Flamengo y actual Fenerbahçe), probablemente Danilo fuese el máximo referente de la demarcación. Eso sí, le salió competencia en la última Copa Libertadores con las actuaciones del veterano Fernandinho (Athletico Paranaense, ex Manchester City), o los jóvenes Alan Varela (Boca Juniors) y Máximo Perrone (Vélez Sarsfield, que suena con fuerza para llegar al propio Etihad Stadium). Y sin contar tampoco a Enzo Fernández, que dejó el continente en verano y que no actuaba mayoritariamente como pivote en el último River Plate de Marcelo Gallardo.

Con Danilo, el Nottingham Forest firma sangre caliente brasileña, más de la cuenta a veces, que recuerda en cierto modo a Casemiro o Fabinho. 20 millones de euros por un mediocentro posicional o de ida y vuelta, en función de lo que pida el partido, especialista en arañar balones metiendo el pie con determinación o en coberturas. Aunque impetuoso, para lo bueno y lo malo, sorprende luego por cómo aclara ataques con su aporte de fluidez a pocos toques y algún que otro desplazamiento meritorio para desahogar el juego. No se achica lo más mínimo y ya sabe lo que es dominar una final continental a sus 21 años. Lo hizo, incluso, con 20.

💰 Nottingham Bank

Inmersos en la inflación sin precedentes que ha convertido la Premier League en rutina, el Nottingham Forest ha vuelto a la élite para tirar la casa por la ventana. Ha vuelto, porque es un histórico que ganó todos los títulos posibles, salvo la Copa Intercontinental, ahora conocida como Mundial de Clubes. Su punto cumbre llegó a finales de los años 70, momento en que levantó la única liga inglesa de la que presume en sus vitrinas y dos Champions League consecutivas, con Brian Clough como estratega. Porque sí, aunque ahora el Forest sea una entidad que se esconde detrás de un capital desmesurado (concretamente, gastó más de 180 millones de euros en 25 incorporaciones), también es el club que, curiosamente, tiene más Champions que trofeos que le acrediten como campeón de la primera división.

Ir al contenido