UEFA Real Madrid Liverpool Champions
Área jurídica

Desacuerdo entre la UEFA y el Madrid por el reembolso de las entradas de final de la Champions

La UEFA, como informó este medio hace unos días, presentó una propuesta de reembolso a los aficionados del Real Madrid y del Liverpool por los acontecimientos acaecidos en Saint-Denis en la antesala de la final de la Champions. Aquel 28 de mayo se produjeron tapones en los aledaños al estadio, agresiones, robos y amenazas, que provocaron un retraso de la hora en el comienzo del partido. El club de Florentino Pérez, a través de un comunicado, ha mostrado su desacuerdo con las condiciones que ‘oferta’ el organismo internacional.

La UEFA ha ofrecido reembolsos a los aficionados que tenían que acceder al estadio por las puertas A, B, C, X y Z, donde consideran que se vivieron los principales altercados. También tiene en cuenta a aquellos que no pudieron acceder al recinto antes de las 21:00 —o que directamente no entraron— y a los acompañantes de estas personas. Todos los aficionados del Liverpool, los casi 20.000, cumplen alguno de los requisitos. No pasa lo mismo con los del Madrid.

El club blanco “considera insuficiente la propuesta de la UEFA que consiste exclusivamente en el reembolso del precio de las entradas y además, condicionado a una serie de requisitos, entre los que se incluye demostrar la hora de acceso al estadio”. Fuera de esta ecuación se quedan aquellos aficionados que, aunque no se vieran envueltos en grandes altercados, sufrieron tanto el retraso del partido como la inseguridad en los aledaños al estadio.

La UEFA, en un informe independiente, deslizó la culpa sobre la Policía, por no velar por la seguridad de los aficionados, y por empeorarlo todo con el uso de la fuerza. El Real Madrid considera que el organismo internacional debe asumir su responsabilidad, ya que como máximo responsable debería haber supervisado la situación. Por ello, independientemente de la puerta de acceso o de la importancia de las consecuencias que sufrió cada seguidor, piden indemnizaciones para todos los asistentes: “La realidad es que todos los aficionados sufrieron un retraso inadmisible en el comienzo del encuentro, además de lainaceptable inseguridad tanto en el acceso al estadio como en su desalojo, junto a los graves perjuicios adicionales como robos, agresiones y amenazas”,

Por todo esto, el Real Madrid ha anunciado que no colaborará con el “procedimiento limitado de indemnización promovido por la UEFA”, a la que pide que “rectifique y asuma su responsabilidad”. El club blanco ha anunciado que «se habilitará un servicio de asistencia telemática para que todos los socios y aficionados del Real Madrid que sufrieron perjuicios de cualquier índole, puedan valorar las reclamaciones oportunas frente a UEFA, en defensa de sus legítimos intereses personales». «El club comunicará los detalles del citado servicio de asistencia en los próximos días”, advierte el escrito.

La UEFA, por su parte, se ha defendido con una declaración en la que traslada que “el sistema de reembolso de entradas se ideó después de que se examinasen y analizasen las pruebas de los hechos, en una consulta exhaustiva”. “El Real Madrid es el único equipo que se ha negado a cooperar con la investigación independiente. La propuesta de reembolso es para los aficionados más afectados, independientemente del equipo al que apoyen. Ha sido diseñada sobre esa base. Si bien esto significa que toda la asignación de entradas del Liverpool para la final está cubierta por el plan de reembolso especial, los aficionados del Real Madrid que no pudieron entrar al estadio al inicio del partido, programado para las 21:00h, recibirán un reembolso completo, al igual que aquellos que no pudieron entrar en el estadio en ningún momento. La UEFA sigue creyendo que la propuesta es justa”, concluye el comunicado.

Ir al contenido