Gerard Piqué
Economía

Los tres negocios gastronómicos de Piqué que han sido un fracaso

Gerard Piqué, uno de los futbolistas más icónicos de este siglo, colgó las botas hace un año. Desde entonces puede dedicarse en exclusiva a esos negocios que en el final de su etapa sobre el césped ocuparon su tiempo y mente. El catalán, exponente y ‘pionero’ de esos deportistas que ahora ejercen de empresarios, ha probado de todo con mayor o menor fortuna. El acierto de la Kings League, el fracaso de la Davis… y una oferta gastronómica de la que no queda ni rastro. Estos son los tres restaurantes que ha cerrado.

Natrus, una hamburguesa de supermercado

Esta fue la primera incursión de Gerard Piqué en el universo gastronómico, a través de una marca con presencia en los supermercados. La empresa, Bas Alimentaria SL, estaba integrada por la explotación ganadera Mas de Carrera, la industria cárnica Noel Alimentaria y el futbolista. Una alianza que auguraba éxito, pues cada asociado asumía una función de relevancia: experiencia en venta y animales de raza Angus —la materia prima—, la transformación y distribución y la fama.

Gerard Piqué y la Copa Davis: un fracaso a medias que se vio venir

De hecho, en su primer año en el mercado (2015), Natrus alcanzó unas ventas por valor de casi un millón de euros. Esta firma estaba presente en establecimientos de la talla de El Corte Inglés, Carrefour, Caprabo, Bonpreu, CasaAmetller o Mas y se marcó como objetivo crecer un 50% a nivel de facturación en 2016. La entidad, no obstante, dejó de presentar sus cuentas en el registro mercantil en mitad de la pandemia. Bas Alimentaria, no obstante, no fue el único negocio de Piqué que se marchitó a causa de la Covid-19.

natrus gerard piqué

Yours, la hamburguesería premium de Gerard Piqué

De forma paralela a la marca Natrus, Gerard Piqué puso en marcha otro proyecto, también focalizado en las hamburguesas, junto al chef Juanjo Mestre. El local, ubicado en la calle Londres de Barcelona, colgó el cartel de «se alquila» en 2018, antes de la pandemia. El motivo, en esta ocasión, habría sido la ambición del futbolista.

El catalán quiso dejar un nicho tan específico, con la mente puesta en algo más grande. Por ello, el mismo año que cerró esta hamburguesería, abogó por aliarse con un reputado cocinero para abrir un auténtico restaurante. Te contamos a continuación qué sucedió.

Blue Spot, el gran fracaso de Gerard Piqué

El exfutbolista y el empresario Joan Mas se sumaron al proyecto de Tomás Tarruella y su primo Perico Cortés, dos conocidos chefs que pertenecen al grupo En Compañía de Lobos, con míticos restaurantes en Madrid, Barcelona y Mallorca. La apertura tuvo lugar en el verano de 2018, con todas las garantías de éxito posibles.

Lobobeach, sociedad titular del local, contaba con una ubicación de ensueño  junto al emblemático Hotel W. Mil metros cuadrados en el ático más deseado de Barcelona, con vistas al mar. El espacio, aunado a la experiencia de los cocineros y la fama de Gerard Piqué, lo tenía todo, como Natrus o Yours.

En su primer ejercicio el negocio registró pérdidas de en torno a 500.000 euros, nada fuera de lo común si se tiene en cuenta los costes que conlleva poner en marcha un proyecto de este nivel. Arroces, pescados, cócteles… Blue Spot era restaurante de calidad destinado a un público con poder adquisitivo. 2020 debía ser el año del despegue, pero la pandemia, de nuevo, se topó en el camino de Gerard Piqué, como sucedió con Natrus.

El restaurante de Shakira y Piqué ahora está en manos de Romain Fornell, chef con una estrella Michelin, que ha cambiado el nombre — ahora se denomina Azul Rooftop— y el concepto —cocina mediterránea—.

Ir al contenido