alex morgan femenino
Fútbol femenino

EE. UU.: los aficionados más fieles a su selección femenina

¿Qué es usted? ¿Un “superhincha” del fútbol, un “seguidor” o un “aficionado ocasional”?

De acuerdo con un estudio de la empresa Footballco, si usted ve el mayor número de partidos que le es posible ver, puede marcar tranquilamente la primera casilla. Si solo ve los del equipo de su corazón, marque la segunda. Y si solo ve un encuentro de vez en cuando, entonces es usted un “aficionado ocasional”.

Quedar encuadrado en esta última categoría tampoco es desdoro. Le acompañarán en ella el 22% de los aficionados al fútbol masculino y hasta un 48% de quienes se interesan por el fútbol femenino. Dando la vuelta a los porcentajes, esto quiere decir que el 78% de quienes forman la afición al fútbol masculino se declara “superhincha” o “seguidor”, y que lo mismo hace el 52% de la afición femenina.

Quienes estudian la evolución de estas cifras están seguros de que este último porcentaje va a registrar un crecimiento más que notable con ocasión del próximo Campeonato Mundial de Fútbol femenino que se celebrará en Australia y Nueva Zelanda a partir del próximo 20 de julio.

Las señales así lo anuncian: para esta novena edición de la Copa Mundial Femenina, aficionados de 132 países habían comprado ya más de 500.000 entradas a 100 días del comienzo de la competición y todo hace pensar que la asistencia superará largamente los 1,1 millones de espectadores que se alcanzaron en el último Mundial celebrado en Francia hace cuatro años. Lo mismo podría ocurrir con la audiencia televisiva, que en Francia 2019 superó nada menos que los 1.100 millones telespectadores, o de quienes siguieron la final por TV, que fueron más de 82 millones.

Fútbol femenino: una audiencia en claro crecimiento

Muy especialmente, el incremento podría tener lugar entre dos grandes grupos. En primer lugar, entre las aficionadas de entre 18 y 24 años; y no solo porque se declaran “superhinchas” o “seguidoras” por encima de la media total de las aficionadas al fútbol (58% frente a 52%, respectivamente), sino porque hasta un 12% de las que tienen esas edad dicen que les interesa el fútbol femenino…, pero poco o nada el fútbol masculino.

Y, en segundo lugar, entre la afición de los Estados Unidos. El 68% de sus componentes de cualquier sexo se declaran “superhinchas” o “seguidores” de la selección nacional femenina y hasta el 82% asegura que tiene intención de seguir puntualmente el próximo Mundial de Australia-Nueva Zelanda. Más aún, casi la mitad de todos ellos afirma que sigue el futbol femenino actualmente mucho más que hace un año.

Obviamente, hay factores que ayudan claramente a que la afición de los Estadios Unidos sea más proclive a prestar mucha más atención a la selección femenina de su país. No en balde, esta ha ganado la mitad de los Mundiales celebrados hasta ahora y, en particular, los dos últimos (los otros países que cuentan con trofeos son Alemania, dos veces, Noruega y Japón).

Pero, sin duda, también contribuye a este crecimiento el impulso que recibe el fútbol femenino en las Universidades norteamericanas y la mayor atención que recibe por parte de los medios de comunicación, que se verá intensificada a partir de la próxima temporada merced a un nuevo acuerdo de su Liga con la CBS.

Un uso más inteligente e intensivo de las redes sociales y de los canales digitales sería también una fórmula de éxito. El informe de Footballco muestra que los aficionados al fútbol femenino son más propensos a consumir los contenidos de sus competiciones en YouTube, Facebook e Instagram; y los jóvenes de entre 18 y 24 años se diferencian de los aficionados más maduros en que sus canales sociales preferidos para el fútbol femenino son Instagram, TikTok y YouTube.

Morgan Brennan, uno de los expertos de Footballco, lo tiene claro: «En lo que respecta a los jóvenes aficionados al fútbol femenino, está claro que lo que quieren y dónde lo quieren es diferente de lo que quieren los aficionados de más edad. Esto crea grandes oportunidades para que las marcas activen fuera del día del partido y lejos de los medios de difusión tradicionales.»

Ir al contenido