Fútbol internacional

Hawa Cissoko, de los insultos al reconocimiento

Saber perdonar también es de valientes. El fútbol a veces es gratificante y otras muestra su cara más amarga. Hawa Cissoko, jugadora del West Ham inglés e internacional con la selección francesa, ha pasado por una desagradable situación de racismo. La historia no se limita al hecho en sí mismo, sino que empieza en noviembre.

Durante el partido contra el Aston Villa, Hawa agredió a Sarah Mayling, con su consecuente expulsión, una sanción de cinco y una multa de 200 libras. Tras el encuentro, Hawa no dudó en disculparse de manera pública.

A pesar de que asumió su culpa, Hawa sufrió una avalancha de insultos y acoso a través de las redes sociales. Tal fue el grado que el propio club denunció a la policía. Desgraciadamente, no era la primera vez que la futbolista pasaba por algo así. En 2017, los aficionados le dedicaron insultos racistas cuando fichó por el Marsella, después de su experiencia en el PSG.

💪🏻 Una historia de superación

Hawa contó en medios ingleses que su familia le infundió los valores del respeto. Por eso, cuando ve una falta de respecto su cerebro «desconecta». Su historia refleja lucha y superación desde pequeña porque ha tenido que lidiar con la mentalidad machista de una familia africana, tal y como ella reconoce.

Hawa llegó a Inglaterra en 2020. Aterrizó en tierras inglesas después de estar dos años en el Soyaux francés y pasó a formar parte del West Ham, gracias a lo que fue convocada por la selección francesa de fútbol. Esta temporada, como defensa, suma ya 688 minutos en liga, con un gol en 8 partidos.

«A veces hay que pasar por momentos difíciles para alcanzar la gloria». Así define Hawa Cissoko su mentalidad, esa que ha forjado tras encajar los golpes sociales y personales que, poco a poco, van formando parte del pasado.

Ir al contenido