Manchester
Fútbol internacional

La historia moderna de una rivalidad entre vecinos: lo mejor del United-City

Manchester United y Manchester City cerrarán la temporada de fútbol inglés con un apasionante choque en la final de la FA Cup. La rivalidad entre ambos equipos, como es habitual en el fútbol inglés, siempre ha sido inmensa. No por nada es uno de los mejores choques que se puede ver dentro de las fronteras británicas y fuera de estas. Pese a ello, es innegable que esta rivalidad ha alcanzado una nueva dimensión. La inversión de Abu Dhabi en el lado celeste de Manchester comenzó a provocar que los vecinos fuesen «ruidosos», según dijo Sir Alex Ferguson. Con el Manchester City viviendo una época dorada que puede acabar igualando lo que consiguieron los red devils a finales del siglo pasado, el Manchester United tiene la ocasión de amargarles la fiesta. Pase lo que pase, tiene pinta de que veremos alguna imagen icónica. La duda es si, entre tantas, conseguirá entrar en la intensa historia moderna de este derbi.

🎯  La chilena de Rooney (2010/2011)

Era la jornada 27 de la temporada 2010/2011. El Manchester United de Ferguson marchaba como primero en la tabla, y recibía al Manchester City. Los skyblues estaban lanzados, a cinco puntos de sus vecinos. Tenían la oportunidad de, a falta de más de 10 jornadas, acercarse al primer puesto y desmoralizarles. Desde principios de semana el encuentro era concebido como una batalla campal, el final perfecto a esa rivalidad enorme que había alcanzado un nuevo nivel en los últimos años. Para unos era la forma de seguir haciendo ese ruido que tanto molestaba en Old Trafford, y para los otros era la ocasión de demostrar que siempre iban a ser más grandes.

Nani abrió el marcador cerca del descanso. Era un partido bronco, tenso, de los que no parecen de liga por su peso en la clasificación. David Silva y Edin Dzeko fabricaron el gol del empate en la segunda mitad, dando esperanzas a los visitantes de ganar el partido. Tenía que ser su día. Entonces, sucedió algo que es historia de la Premier League. Nani volvió a aparecer, esta vez para encarar. Desde un poco más atrás del pico del área, vio a Wayne Rooney. El balón fue con mucha potencia hacia él, con una altura que solo añadía dificultad al remate. Ni corto ni perezoso, el inglés marcó con una de las chilenas más estéticas jamás vistas. Para muchos, es el mejor gol que se ha marcado nunca en la Premier League. Con semejante obra de arte, el United encarriló su triunfo y, a la postre, su título de liga. Un año más, Manchester era roja.

🌃 La gran noche del Manchester City (2011/2012)

Con el precedente tan cercano de la chilena de Rooney, el Manchester City de Roberto Mancini quería venganza. Aquel día de febrero le amargó el San Valentín a más de uno, fastidiándole ese flechazo que tenían los nuevos directivos con el título de Premier League. La fecha estaba marcada en el calendario de la siguiente campaña: 23 de octubre de 2011 en el mismo escenario de la chilena. Pese a ser la novena fecha de la temporada, ya se intuía que era uno de esos partidos de los que decidirían todo de cara a la próxima temporada. El City, con el cuchillo entre los dientes, salió a marcar territorio dejando la imagen más icónica del partido. Balotelli abrió el marcador a los 22 minutos, levantándose la camiseta y descubriendo una serigrafía en su ropa interior. «Why always me?», rezaba. Había empezado el show.

El cielo estaba nublado, pero no rompió a llover. En el campo fue al contrario, ya que todo parecía despejado para una plácida victoria del City después de irse ganando 0-1 al descanso. Para la segunda parte cayó la tormenta futbolística. De nuevo Balotelli marcó, y poco después lo hizo Agüero para marcar el 0-3. Fletcher metió el gol de la honra para los locales en el minuto 81, dando por sentenciado el partido. No iba a ser así, pues las ansias de venganza del City seguían intactas. En los últimos cinco minutos de juego, los vecinos molestos de Manchester marcaron tres goles más. Fue un 1-6, su victoria más grande hasta el momento en el derbi. Aquel año, para ponerle la guinda, Agüero decidió la Premier en el último segundo. La venganza se sirve siempre en plato frío.

🔝  El mejor derbi de todos los tiempos (2009/2010)

Un par de temporadas antes, de nuevo se vio en Old Trafford el considerado como mejor derbi de Manchester que se ha disputado. Los citizens llegaban dispuestos a demostrar el salto de nivel que había pegado su equipo tras el verano, y los locales estaban esperando la vuelta a casa más agria posible para uno de los 22 elegidos para comenzar el partido. Carlos Tévez, meses antes, había cambiado los colores del United por los del City. Si no era suficiente para avivar el fuego de la rivalidad, Sir Alex Ferguson dejó una perla. «¿No somos favoritos para el partido? Eso no será así mientras viva«, dijo en rueda de prensa. Todo estaba listo para una nueva batalla campal.

Aquel 20 de septiembre, Rooney empezó abriendo el marcador a los dos minutos. La igualdad no tardó en llegar, pues empató Gareth Barry a los 15 minutos de juego. Segunda parte, mismo guion: se adelantaron los locales y los visitantes tardaron poco en igualar. Fletcher, que había metido el 2-1, estaba destinado a ser el héroe del partido cuando anotó el 3-2. Llegó en el 80, dejando otra de esas victorias épicas en los últimos minutos. Entonces, por no perder las tradiciones del partido, Bellamy marcó su doblete en el minuto 90. Le habían devuelto el Fergie Time a sus rivales en su casa. La parte azul de Manchester estalló de júbilo con ese 3-3. Pero, como es bien sabido, el Fergie Time está activo hasta que termina el partido. En el último suspiro, Owen marcó el definitivo 4-3 para hacer de este derbi el mejor que se ha jugado nunca. Ferguson, al final del partido, volvió a hacer de las suyas. «Vencer al vecino ruidoso es la mejor respuesta», afirmó.

Michael Owen decidió el partido en el último suspiro.

Michael Owen decidió el partido en el último suspiro.

💫  El hat-trick de Foden y Haaland (2022/2023)

Dejando de lado lo sucedido en la época de Sir Alex, la rivalidad se ha mantenido en un punto álgido. A medida que crecían esos vecinos ruidosos y en Old Trafford echaban de menos al escocés, la cosa se ha igualado mucho. Es más, no es ninguna locura decir que los red devils ya no mandan en Manchester. La llegada de Guardiola al lado contrario de la ciudad cambió todo, aunque siempre quedó la espina de la Champions League. Para evitar otro año de burlas sobre la grandeza de unos y otros, el City fichó a Haaland. El padre del noruego vio su carrera truncada cuando se enfrentó a Roy Keane durante un derbi, lesionándole por un lance tremendamente violento. Era el momento de vengarse.

Foden y Haaland hicieron historia en el derbi de Manchester.

Foden y Haaland hicieron historia en el derbi de Mánchester.

Aquel día, el City fue un torbellino. Iban ganando 4-0 al descanso, y Haaland ya llevaba dos goles. Por detrás, en segundo plano, Foden llevaba otros dos. La exhibición fue tal que, en el minuto 75 dieron por cerrado el partido con sendos hat-tricks de sus jugadores y el gol de la honra de Antony. En los últimos minutos, con el City celebrando, Martial metió dos tantos más para recortar distancias. Aquel doloroso 6-3 hizo tambalear los cimientos del proyecto de Ten Hag. Poco a poco, el neerlandés salvó el matchball y ha conseguido clasificar de nuevo al Manchester United a la Champions League y se han colado en la final de la FA Cup. Para resarcirse, tendrán enfrente al mismo rival que les metió seis goles. Ya les ganaron en el otro partido que disputaron esta temporada, pero esta vez puede ser diferente. Si ganan la final, evitarán que su rival emule la gesta que consiguió Ferguson con el United. Ganaron Premier, FA Cup y Champions, y el City ya ha conseguido uno de tres. Estamos a las puertas de otro gran capítulo de una de las mayores rivalidades del deporte.

Ir al contenido