estados unidos
Fútbol internacional

Mallory, la niña prodigio que no disfrutaba del fútbol

Mallory Pugh, jugadora del Chicago Red Stars, ha tenido que lidiar con la presión mediática desde sus inicios como futbolista. Presentada al mundo como la «sensación» y el «símbolo de futuro», la estadounidense tuvo todas las miradas encima nada más arrancar su carrera. Algo que, lejos de favorecerla, tuvo el efecto contrario.

💪 Retroceder para volver más fuerte

Cuando Mallory Pugh empezó a dedicarse profesionalmente al fútbol, la presión por ser una de las mejores jugadoras del equipo la abrumó. Tenía solo 17 años. En 2015, su nombre empezó a salir en todos los medios después de marcar siete goles en cinco partidos en la CONCACAF de categoría sub-20.

Su rendimiento derivó que la selección absoluta la llamara en 2016. Su estreno internacional la colocó como la jugadora más joven en debutar con Estados Unidos desde que Heather O’Reailly lo hiciera 11 años antes —recientemente superada por Alyssa Thompson, con 17 años y 334 días—. Además, Pugh redondeó la fecha al anotar ese mismo día su primer gol con la absoluta.

Mallory Pugh - Estados Unidos

Mallory Pugh, Morgan Brian y Lindsey Horan, jugadora de Estados Unidos en el debut de Pugh en 2016. / Getty Images

🆕 Chicago, destino para recargar pilas

Cuatro años después de su debut absoluto internacional, Mallory Pugh fichó por el Chicago Red Stars, donde sigue actualmente. Después de pasar por tres equipos distintos, la futbolista reconoció en medios estadounidenses que ir a Chicago fue lo mejor para crecer como profesional adecuadamente: «Quería estar en un ambiente de entrenamiento que me empujara; en el que me sintiera cómoda. También quería quitarme la presión de encima».

Jugadoras con experiencia como Julie Ertz descargaron de presión y de la responsabilidad de ser la estrella del equipo. «Dar un paso hacia atrás creo que fue uno de los aspectos más importantes para entender cómo y por qué he llegado a donde estoy«, confesó Mallory tras fichar por su actual club.

Sus números de la última temporada reflejan que está lista para poder volver con la selección. En 2022 marcó 15 goles y dio 6 asistencias en 22 partidos. Después de todo, parece que ha logrado recomponerse a nivel mental.

😍 Estados Unidos confía de nuevo en Mallory

Siete años después de su debut con la selección estadounidense, Mallory se ha reencontrado en el terreno de juego. Es una de las jugadoras con mejores datos de la temporada. Lleva cuatro goles en los cinco partidos de la selección en la She Believes Cup.

En 2019, después de haber sido calificada y coronada como una de las mejores futbolistas del mundo tras ganar el Mundial de Francia, Mallory recibió una noticia desagradable. Vlatko, el seleccionador nacional de Estados Unidos, le dijo que no iba a contar con ella para los Juegos Olímpicos de Tokio. Una «llamada de atención» del entrenador, tal como él mismo dijo en rueda de prensa, pues «Mallory necesitaba ser más consistente en el día a día».

El próximo objetivo para Mallory es estar en el Mundial de Asutralia y Nueva Zelanda. Una cita a la que la estadounidense iría con la misma ilusión que aquella niña de 17 años que empezó prometiendo ser una estrella. 

Ir al contenido