Trevor Francis
Fútbol internacional

Adiós al mito Trevor Francis, el jugador que hoy costaría 253 M€

La mañana del 24 de julio trajo una noticia triste. Trevor Francis, leyenda del fútbol inglés, falleció a los 69 años por un ataque al corazón. Quizás no fuese recordado por muchos ni tenga el nombre de los más grandes, pero su nombre está inscrito en el Olimpo del fútbol. Y es que, en 1979, era el equivalente a lo que es Mbappé hoy en día. Nunca nadie había pagado más de un millón de libras por un futbolista, y el Nottingham Forest lo pagó. El periodista Kieran Maguire, responsable del podcast ‘The Price of Football«, llevó esa comparación a los números: contando con la inflación, hoy hubiese costado 253 millones. Él fue el primero por el que el mundo del fútbol perdió la cabeza.

💫  Mbappé antes de Mbappé; Bellingham antes de Bellingham

Trevor Francis comenzó su carrera en Birmingham. Llegó con 15 años y debutó con 16, marcando la friolera de 15 goles en sus primeros 16 partidos. Su paso por el fútbol iba a estar ligado a los números desde el principio. Era un delantero con capacidad para jugar en banda, con desborde y un remate demoledor. Solo ha habido otro ilustre de la segunda ciudad de Inglaterra que ha podido mejorar su precocidad con el primer equipo de los blues, y ese es Jude Bellingham. Sin meter tantos goles como la leyenda británica, es el que ha recogido el testigo como el debut más tempranero con el primer equipo del Birmingham City.

El legado de los Bellingham: de ser un mito del fútbol amateur al Bernabéu

Pasó un año cedido en el Detroit Express, paso previo a que le fichase el Nottingham Forest de Brian Clough. Era, posiblemente, el mejor jugador inglés del momento y llegaba al vigente campeón de liga. ‘Cloughie, para evitar el revuelo provocado por su precio, dijo que no pagaron por él un millón de libras, sino una libra menos. Todo ese dineral quedó en un precio ínfimo cuando marcó el gol de la victoria ante el Malmo en la final de la Copa de Europa de 1980. Era la primera de las dos que ganaría con el Forest. La leyenda de Trevor Francis, el hombre del millón de libras, seguía creciendo.

 🇮🇹  El Manchester City y sus años por Italia

Para aquellos que creían que el Manchester City no tenía historia antes de la llegada de los petrodólares, Trevor Francis tenía algo que decir. Si en Nottingham pagaron un millón de libras por hacerse con sus servicios, en Manchester pagaron un poco más para ser la cabeza de un proyecto prometedor. El mundo del fútbol volvió a perder la cabeza por él, y es que no se podía decir que estaban locos. Llegaba con ese halo de estrella que tenía desde sus inicios, acompañado de dos flamantes Copas de Europa. No le fue tan bien por allí, y no tardó demasiado en hacer las maletas para vivir la dolce vita en Génova, jugando para la Sampdoria. También, claro, pagaron otro dineral por él.

Trevor Francis Maradona

Trevor Francis vivió los primeros años de Maradona en Nápoles.

Sus años en Italia coincidieron con su única participación en el Mundial, viajando a España para jugar aquella Copa del Mundo de 1982. Ante la atenta mirada de Naranjito, Trevor Francis fue clave en los tres primeros partidos con dos goles y dos asistencias. Y es que, estuviese con los ‘Three Lions’ o cerca de la cuna del pesto, siempre aparecía en los días importantes. Esa cualidad para ser decisivo y el estatus que tenía como el primer en costar más de un millón no le alejó del suelo. Allá por donde fue, siempre se decía lo mismo: gran futbolista, mejor tipo.

 ⚽  Los últimos años de Trevor Francis

Después de la Sampdoria, con los que ganó la Copa de Italia, estuvo en la Atalanta. De ahí pasó a los Rangers de Glasgow, transformándose en un trotamundos que alargó su carrera hasta los 40 años. El mono por el fútbol no se le fue, pues rápidamente volvió al ruedo para ser entrenador-jugador. Debe ser que de Brian Clough heredó esas ganas por entrenar. Trevor Francis no replicó, ni mucho menos, la carrera de su mentor (nadie puede ni podrá hacerlo), pero sí logró una Copa de la Liga con el Sheffield Wednesday. Luego, volvió a Birmingham para estar cinco años en el club de sus amores, paso previo a retirarse en el Crystal Palace a inicios del siglo XXI porque un infarto le dio un susto.

A partir de ahí, cumplió el sueño de cualquiera con su retiro: irse a vivir a Marbella y aparecer de vez en cuando en la televisión para que le pagasen por comentar fútbol. Trevor Francis se lo había ganado. Por desgracia, no todo podía ser perfecto. O no lo sería para siempre, pues su esposa Helen falleció en 2017. Se había quedado sin su compañera de aventuras a lo largo de toda su vida. Al menos, nunca estuvo solo. Siempre estuvo rodeado de su familia, amigos y los aficionados al fútbol inglés. Su fallecimiento a los 69 años cayó como un jarro de agua fría en Inglaterra, sucediéndose los comunicados que se entristecían por la pérdida. Hasta llegó uno del Aston Villa, el gran rival del Birmingham City. Si Trevor Francis consiguió enterrar el hacha de guerra por un día, podemos afirmar sin equivocarnos que no solo fue Mbappé antes que Mbappé; fue mucho más.

Ir al contenido