16692194562740
Mundial Catar 2022Selección

Cuesta abajo y sin frenos: España derriba los límites de la ilusión

No se puede empezar mejor. España no solo ha debutado en el Mundial de Catar ganando… sino que lo ha hecho goleando. Histórico triunfo del combinado de Luis Enrique. En el partido 64 de La Roja en la Copa del Mundo llegó su mayor goleada en toda la historia. 7-0 ante Costa Rica. Ni nervios, ni exceso de juventud, ni ningún otro topicazo. Todo salió a pedir de boca para los españoles.

El combinado nacional ha disparado la ilusión por conquistar la segunda estrella. Su líder, idolatrado. Las sensaciones, inmejorables. El equipo, individual y colectivamente, reforzado. Los rivales, tocados. Y el mundo, asombrado. Pocos escenarios mejores hubiese imaginado Luis Enrique hace unas semanas antes de medirse a Alemania y Japón.

Aunque bien es cierto que tampoco podemos sacar los pies del tiesto, puesto que, sí, la Selección cumplió con creces, pero lo hizo ante el rival más flojo del grupo, que ni siquiera llegó a rematar.

🔺 Luis Enrique los tiene enchufados

Más que en lo futbolístico, este triunfo de España refuerza la moral del equipo y apuntala la idea de Luis Enrique. Esta España baja al barro para después transitar por la excelencia. No regala nada, no baja el listón. Te ahoga en la presión y con balón interpresa la mejor de las sinfonías. Costa Rica persiguió sombras durante todo el encuentro. La cara de satisfacción de los jugadores al acabar el partido resumía una sensación general: el vestuario va a una.

En los goles, marcaron seis jugadores diferentes, cinco de ellos delanteros. Mojaron Ferrán Torres, por partida doble, Dani Olmo, Marco Asensio, Carlos Soler y Álvaro Morata. Además, el técnico gijonés utilizó los cinco cambios entre el minuto 57 y 69. Quiso dar descanso y repartir protagonismo. No salieron Ansu Fati o Sarabia, pero llegaron tres goles más.

España vive en un estado de felicidad plena.

🧐 Rodri Hernández… ojo, que aquí hay central

En el once inicial, la Selección salió con su clásico 1-4-3-3, en forma de 1-4-1-4-1 en fase defensiva. Se presumía que España iba a tener una posesión estratosférica del balón. Para ayudar en la salida, Luis Enrique colocó a Rodri Hernández junto a Laporte. Partido mayúsculo de los centrales.

Pese a no estar muy exigidos, fueron los que más tocaron el esférico. 98 % de acierto en los pases de Rodri y 97 % para Laporte. Dieron 289 pases entre los dos. Solo nueve fallos. Brillante. Además, Rodri es corpulento, fuerte, intuitivo, corre bien hacia atrás y es un seguro en todas las acciones de tipo aéreo. Se huele central para el resto del Mundial.

Rodri Hernández en el partido contra Costa Rica (Foto: @SEFutbol)

🤩 Un patio para Busquets, Alba, Pedri y Olmo

Costa Rica dejó pensar mucho a España. Los Campbell, Borges, Tejeda o Contreras apenas presionaron en campo contrario. Eso le dio tiempo a los jugones españoles para levantar la cabeza. Grave error. Escenario perfecto para ellos. España jugó a lo que quisieron Pedri y Busquets. Pese a sus 34 años, el pivote sigue siendo el más inteligente para interpretar qué necesita el equipo en cada momento. 96 pases para él y 91 % de acierto.

Por la izquierda, Jordi Alba tuvo una autopista. Se gustó, y mucho, el lateral izquierdo del Barça. Luis Enrique le dio libertad para atacar maniatando por la derecha a Azpilicueta, que no se prodigó tanto. España fue un torbellino por la izquierda en la primera parte. Los constantes desdoblamientos de Alba a Dani Olmo fueron indefendibles para los costarricenses.

La fluidez en la construcción y la naturalidad en las sociedades exteriores favorecieron a los interiores, especialmente a Pedri. Ejercicio de sincronización perfecto con los extremos y laterales para crear el caos. Ahí, Pedri fue el más lúcido para canalizar el juego español y llevarlo a buen puerto, sin prisa, sin pausa y sin fallos. Rendimiento de partido 43 en un Mundial… en su estreno mundialista. El canario tiene visión de pájaro para saber dónde están sus compañeros.

Gavi, más caído hacia la delantera como interior llegador, se hizo indetectable para la defensa de los ticos. Atacó mucho la última línea rival y pisó constantemente el área costarricense para generar superioridades espaciales por el flanco derecho.

🎸 Asensio, en modo estrella del rock

El balear está acabando el año en un estado de forma espectacular. Se ha revelado ante un inicio muy pobre de temporada en el Real Madrid. Desde la punta de ataque ha recuperado la determinación y la agresividad para abandonar la intrascendencia. Su pierna izquierda puede revelarse como una de las más peligrosas del Mundial. A Morata le ha salido competencia en la posición de delantero centro. Porque, en efecto, Marco Asensio ha jugado de delantero.

España se gusta y camina al son de lo que recita su director de orquesta. Luis Enrique. No todos los partidos pueden ser una fiesta, pero la Selección se dio un homenaje ante Costa Rica y merece celebrarlo.  

Ir al contenido