Gol de Torres Eurocopa 2008
Selección

Así ha cambiado el fútbol español desde el gol de Torres

Ya van 15 años desde aquel gol de Torres que elevó a la Selección española al cielo. Aquel 29 de junio de 2008 en Viena quizás no está tan marcado en el recuerdo del aficionado como la consecución del Mundial de 2010, pero sí puede mirar de tú a tú a cualquier otra fecha célebre del fútbol español. Puede ser, perfectamente, la más importante por ser el inicio de todo. Y es que, aquel día, muchos de los complejos que arrastraba el deporte rey en España cayeron de un plumazo. Ahora, década y media después, toca mirar hacia atrás. ¿En qué ha cambiado el fútbol español desde la Eurocopa de 2008?

📈  El aumento de exigencia en España

Tampoco nos podemos engañar. En España siempre hemos sido exigentes con nuestros clubes. No por nada es el país del Real Madrid y el Barcelona, dos de los conjuntos más gigantescos del deporte. Pese a ello, con la Selección, siempre estaba ese aquel de no terminar de creernos favoritos. Había equipos enormes, fantásticos entrenadores y posibilidades de hacer algo grande. El resultado, eso sí, siempre era el mismo. Las frases motivadoras, los spots publicitarios y demás siempre estaban en el cubo de reciclaje antes de que acabase el torneo. Fue a partir de la Eurocopa de 2008 cuando toda esa parafernalia comenzó a cobrar sentido. Por una vez, llevaban razón. España empezó a confiar en que podía ganar, tal como lo hacían Francia, Alemania o Italia.

Eurocopa 2008: 15 años de Viena y el gol que cambió el legado de España

No hay más que ver como ha cambiado el trato mediático alrededor de la Selección española. En aquella noche de junio, todos los narradores y comentaristas estaban al borde de la taquicardia. Perder ante Alemania en una final de la Eurocopa sería lo normal, y España estaba ganando. Era extraordinario, haciéndose norma con el paso de los años en ese ciclo glorioso e irrepetible. Ahora, aunque lo normal siempre será perder, cada derrota es vista como una ofensa al escudo. Lo que antes era habitual ahora es inverosímil. La realidad de nuestro fútbol ha cambiado radicalmente. Al igual que subieron enormemente las prestaciones del equipo en torneos internacionales, la exigencia ha ido de la mano. Ya no nos conformamos con cualquier cosa.

🔝  Una mejora evidente del fútbol español en Europa

La liga española, por sus clubes, siempre ha sido de las más importantes de Europa. Lo que pasa es que, como suele ser usual, los focos enfocaban a otros lugares. El triunfo en la Eurocopa y los que vendrían después ayudaron a poner de moda el fútbol español en el mundo. En esta década y media, son ocho Champions League y nueve Europa League las que han volado rumbo a las vitrinas de equipos de España. Parte de ese éxito deriva de la evolución del modelo que implantó Luis Aragonés y continuó Vicente del Bosque en la Selección, de la mano con el Barça de Guardiola de aquellos años. La semilla que plantó Cruyff con el Dream Team fue creciendo poco a poco e impregnó de su sello el fútbol español. Los jugadores nacionales se formaban bajo el mismo patrón; un ejemplo claro para emularse en el resto de federaciones del mundo.

España Mundial 2010

España tocó el cielo en 2010, siguiendo con la línea ascendente marcada en 2008.

No en vano, las dos mejores etapas de Real Madrid y Barcelona se han vivido desde el gol de Torres. Los clubes se apoyaron en la base de jugadores de la Selección para edificar su triunfo, así cómo consiguieron añadir piezas del nivel de Cristiano Ronaldo, Benzema o Neymar. No está Messi en esta pequeña lista porque, aunque sea argentino, la parte más importante de su formación la pasó en España bajo el modelo citado anteriormente. Esos grandes nombres, pese a ser ajenos al ciclo glorioso de España, siempre estarán ligados al fútbol español. Quizás, sin lo que empezó en aquella Eurocopa, nada de todo lo que ocurrió después, tampoco en el ámbito de clubes, hubiese ocurrido.

 🔜  Lo mejor está por llegar

El modelo y la forma de trabajar que tantos éxitos han cosechado en el ámbito de selecciones y el de clubes estás más presente que nunca en nuestro fútbol. España sigue siendo una fuente inagotable de jugadores talentosos que, desde que empiezan a darle patadas a un balón, continúan los caminos ya sentados. Así, futbolistas como Pedri, Gavi y compañía están cortados por el mismo patrón. Por su incansable producción de talento, España suele hacer un buen papel en las categorías inferiores. Si bien el relevo podía mostrarse como algo incierto después de esa generación dorada, triunfos como el de la Nations League ayudan a vislumbrar un futuro prometedor.

¿Qué ha sido los integrantes de España de la Eurocopa 2008?

Por eso mismo, lo mejor del gol de Torres no fue el propio tanto, la victoria o el trofeo de la Eurocopa, sino el futuro sólido del que ha gozado el fútbol español tras lo que generó aquella vaselina. Fue la confirmación de que España estaba haciendo bien su trabajo, de que la línea a seguir era la correcta. Llevamos 15 años teniendo claro por dónde ir, sabiendo hasta dónde podemos llegar. En el fútbol, pocas cosas hay más importantes que eso. Es la antesala del éxito; la portada de los libros de historia. Y, si el método deja de funcionar, lo conseguido ya está ahí. El que venga después, que empate si puede con el legado que dejó esa noche de Viena en 2008. Desde entonces, es innegable que el fútbol español ha pasado de ser uno a más a ser el ejemplo a seguir. Quizás, entre tanto metal, ese es el mayor triunfo de todos.

Ir al contenido