rfef autismo
Selección

La RFEF pondrá en marcha «el palco 0» en el partido frente a China

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) anunció un acuerdo con la Confederación Autismo España, con los objetivos de favorecer la incorporación de estas personas, colaborar para visibilizar este trastorno y hacer más accesibles los partidos a este colectivo. “El autismo no debe condicionar la integración social de las personas, y es trabajo de todos lograr que aquellas con autismo puedan incorporarse al mercado laboral y dar lo mejor de sí mismas”, comentó Luis Rubiales.

Gracias a este acuerdo, Álex González, persona con autismo, ejercerá como encargado de material de todas las categorías de la selección, incluida la absoluta, dirigida por Luis de la Fuente. “Estoy convencido de que la incorporación de Álex va a aportar más a los jugadores de lo que ellos le van a aportar a él”, señaló el presidente de la RFEF en el acto de la firma del acuerdo. “Es un día de emociones, porque Álex es la cara visible de todo un colectivo al que a veces le falta esa visibilidad y hoy la reivindica a través del deporte, del fútbol y de la RFEF”, concluyó.

Miguel Ángel de Casas, presidente de la Confederación Autismo España, también estuvo presente en el evento. Incidió en que el autismo tiene poca visibilidad, entre otras razones, “porque es una discapacidad invisible”. De Casas consideró “muy importante para el colectivo firmar un acuerdo con la RFEF”. “No hay una herramienta mejor que el fútbol, con todos los valores que representa de honestidad, sinceridad, trabajo, esfuerzo y equipo; valores compartidos por el colectivo del trastorno del espectro del autismo”, apuntó. La gran asignatura pendiente del colectivo es la inclusión en el mercado laboral, según Miguel Ángel, que agradeció a la RFEF “la labor que está haciendo”.

Palco 0 en Ibiza para personas con autismo

Dentro del mismo objetivo de visibilizar el autismo, la RFEF ha organizado un “Palco 0” para el partido que disputará la selección femenina en Ibiza el próximo 11 de abril. La iniciativa, “encaminada a favorecer el conocimiento de distintas realidades y causas sociales”, según señala la RFEF en su página oficial, permitirá que en esta ocasión los niños que acompañen a las jugadoras españolas sean autistas.

Tanto ellos como otras personas con autismo acudirán al estado Can Misses, donde se habilitará una “sala de relajación”, que permitirá a estas personas disfrutar del partido desde un entorno más tranquilo si así lo necesitan. El objetivo de la Federación es habilitar estos espacios, poco a poco, en todos los partidos de la selección.

Esta acción se enmarca en la política social de la RFEF, de la que forman parte otras iniciativas, como la nueva funcionalidad anunciada que permitirá la narración integrada en la app de la RFEF para personas con discapacidad auditiva.

Ir al contenido