Alonso
Fórmula 1

Nueva victoria de Verstappen y exhibición de Alonso bajo la lluvia de Zandvoort

El Gran Premio de Zandvoort fue una de las pruebas más emocionantes de toda la temporada en la Fórmula 1. Max Verstappen se llevó la victoria, como cada fin de semana, pero las condiciones meteorológicas, que dejaron una intensa lluvia en varios tramos de la carrera, y los líos en pit lane brindaron un recorrido espectacular en el circuito de los Países Bajos. Max suma así su novena victoria consecutiva e iguala el record de Sebastian Vettel de hace diez temporadas.

Fernando Alonso volvió a dar una lección de pilotaje, astucia y veteranía a partes iguales que le otorgaron un nuevo podio. El piloto asturiano llegó tras Verstappen y tuvo ‘La 33’ más cerca que nunca. Carlos Sainz luchó por el podio en ciertos tramos de la carrera, aunque finalmente acabó quinto. El tercero en discordia fue Pierre Gasly, el francés se aprovechó de la lluvia y de una sanción de ‘Checo’ Pérez que finalizó cuarto.

Alonso sale a por todas

Fernando Alonso dejó uno de los adelantamientos de la temporada. Otra clase magistral gratuita por parte del ídolo español para todos los aficionados al automovilismo. El ‘Nano’ salía desde la quinta plaza con un Aston Martin que mostró, de nuevo, ser un coche competitivo. Es cierto, que el rendimiento de su coche dista mucho de la bala verde que se vio en las primeras carreras, ya que toda la zona media se ha igualado mucho.

 

Alonso salió como un disparo. El asturiano sacó todo su jugo al Aston Martin y en apenas dos curvas pasó de la quinta a la tercera plaza. Fernando arrancó las pegatinas tanto al Williams de Alexander Albon y al Mercedes de George Russell. A partir de ahí llegó la primera lluvia del día lo que inició el juego de cambios, desesperación y entradas al pit lane.

La lluvia desata la locura

Fernando fue superado por Sergio ‘Checo’ Pérez y tuvo una breve lucha con Carlos Sainz por la tercera plaza. En uno de los infinitos pasos por boxes, Alonso tuvo un problema con la rueda delantera izquierda. La pistola falló y perdió más de cinco segundos, por lo que Carlos Sainz se colocó tercero y por unos momentos aguantó la posición de podio.

A pesar de los problemas, Fernando demostró que su ritmo y el del Aston Martin era muy superior al de toda la zona media. Apenas unas vueltas duró Sainz en el tercer cajón del podio, ya que su Ferrari estaba a años luz del coche del asturiano. Con Alonso tercero de nuevo la amenaza de lluvia se cumplió por segunda vez en la carrera y comenzó a diluviar a 15 vueltas del final.

Zandvoort tardó poco en inundarse y Sergio Pérez trompeó, por lo que se salió de la pista y dejó vía libre a un Alonso que ya estaba en la segunda plaza. El spray de agua hizo que la visibilidad fuera nula, por lo que desde la dirección se detuvo la carrera. Más de media hora estuvo parado el Gran Premio.

Tras la espera y cuando amainó la tempestad se reanudó el recorrido al que tan solo le faltaban siete vueltas para el final. Alonso salía segundo y muy pegado a Verstappen y, aunque a que lo intentó en los primeros metros, el neerlandés se mostró muy superior al asturiano, por lo que Red Bull volvió a finalizar en lo más alto.

Ir al contenido