Browns
🏈 NFL

Los ‘tapados’ Browns de Stefanski asustan con un ‘quarterback’ “retirado”

Los Cleveland Browns son una de las mayores sorpresas e historias que han sucedido en la NFL 2023. El cuadro de Ohio es una de las franquicias con peor porcentaje de victorias de las últimas décadas, de hecho tan solo contaban con una presencia en playoff (2020) en los últimos 21 años. Por si fuera poco, los Browns solo ganaron un partido entre 2016 y 2017 (1-31) y son, junto a Detroit Lions, la única institución incapaz de ganar un partido durante una temporada —0-16 en 2017—.

Tras aquella debacle, el sol parecía que volvería a brillar en ‘The Land‘ como lo hacía antaño (ganaron cuatro campeonatos antes de la fusión en la década de 1950). Baker Mayfield, número 1 del draft de 2018, estaba destinado a ser el quarterback que elevaría a Cleveland Browns hasta conquistar su primera Super Bowl. Un sueño que inició en una campaña rookie de altos vuelos y que siguió en 2020 con el ansiado regreso a playoff que, muy en sintonía con la esencia de debacle que respiran en Cleveland, se acabó por un milímetro con el mítico y fatídico fumble ante los Chiefs de Patrick Mahomes.

Browns

Momento exacto en el que los Browns perdieron el balón por un milímetro y quedaron sin aspiraciones ante Kansas City Chiefs en 2020.

Alejandro Villanueva, primer español en la NFL, jugó en los clásicos rivales de los Browns (Pittsburgh Steelers y Baltimore Ravens) y comentó: «Los Browns siempre parecen el equipo más fuerte y nunca ganan«. Esa es la sensación que tienen en Cleveland en los últimos años, sin suerte. En 2023, el crédito para el entrenador Kevin Stefanski estaba casi agotado y con las múltiples lesiones de sus jugadores ofensivos parecía que llegaría un nuevo cambio de ciclo.

Por no hablar de la controversia en la que incurrieron en 2022 tras contratar a Deshaun Watson, acusado de acosar a más de 30 mujeres, y convertirle en uno de los quarterbakcs mejor pagados de la liga. A pesar de ello, los Browns han sido una de las mejores defensas de la NFL con la ayuda del coordinador defensivo Jim Schwartz y de su estrella Myles Garrett. Han superado la baja de Nick Chubb, el mejor running back de la NFL, han jugado con Joe Flacco, quarterback de 39 años semiretirado, y se han clasificado ha playoff justo en el momento en el que nadie los esperaba.

🔩​ Los Browns, más duros que una plancha de metal

Kevin Stefanski comenzaba en 2023 su cuarta campaña al frente de Cleveland Browns. En su primer curso fue llegar y besar el santo, puesto que se apoyó en su potente ofensiva con Baker Mayfield a la cabeza para clasificarse a los playoff por primera vez desde 2002. El técnico de Philadelphia fue contratado gracias a su increíble desempeño como coordinador ofensivo en Minnesota Vikings y desde su desembarco en Ohio el equipo fue una máquina de anotar touchdowns. No así de evitarlos.

Browns

Myles Garrett, durante un partido con Cleveland Browns.

El principal punto débil del cuadro de Stefanski siempre ha sido la defensa, incluso teniendo en sus filas a Myles Garrett uno de los mejores defensores de la NFL. Por ello, a orillas del Lago Erie se hicieron con los servicios de Jim Schwartz, un entrenador que durante sus más de 35 años de carrera ha trabajado en el aspecto defensivo de sus plantillas. Garrett es una auténtica bestia de la naturaleza; sin embargo, las ofensivas rivales se centraban exclusivamente en evitarle a él, puesto que era el único peligro de la defensiva brown.

El pase a zonas intermedias y cortas, donde deben defender los linebackers, fue la zona del campo más explotada por los ataques rivales durante los primeros años de Stefanski. En la secundaria, especialmente con la calidad de Denzel Ward estaban algo más cubiertos, pero nada que fuera del otro mundo. Schwartz ha evolucionado a los jóvenes defensores de los Browns.

Browns

Jeremiah Owusu-Koramoah placa a un jugador de Chicago Bears durante un partido.

El cambio en la defensa ha provocado que los linebackers funcionen con el liderazgo del joven Jeremiah Owusu-Koramoah. Y la secundaria apenas ha permitido lanzamientos profundos con Gerg Newsome II, Denzel Ward y Grant Delpit —antes de lesionarse estos dos últimos—. Con una defensa mucho más férrea y que cuenta con más armas a las que vigilar, Myles Garrett ha desatado su potencial hasta ganarse ser el favorito al hombre defensivo del año.

🧔🏻‍♂️​ Joe Flacco al rescate desde el sofá de su casa

El 2023 comenzaba, como en toda la etapa de Stefanski, de forma alentadora. Parecía que el sistema estaba más asentado, con Deshaun Watson alejado de las polémicas y sano y con Nick Chubb listo para destruir a los rivales con sus interminables carreras. Esa esperanza duro medio partido. Watson no terminó de carburar, ni estuvo sano, ni esquivó sus polémicas. Y Chubb cayó lesionado a las primeras de cambio y no volverá a jugar hasta la próxima temporada.

El público se olvidó de Cleveland Browns inmediatamente, el hype desapareció y el pesimismo se instauró de nuevo. Y quizás esas desgracias, sumadas a su mayor consistencia defensiva hayan sido quid de la cuestión para que los Browns por fin carburen bajo el mandato de Stefanski, justo cuando nadie esperaba nada de ellos. Tranquilo y alejado de los focos, el técnico de Philadelphia ha pilotado su equipo como ha podido, ya que las bajas se han cebado a lo bestia con el ataque de los Browns.

La historia de ‘CJ’ Stroud, el hijo de un presidiario que enamora a la NFL

De hecho, Stefanski se vio obligado a sacar del retiro a Joe Flacco. El quarterback de 39 años ha rendido de forma más que correcta con 13 touchdowns y 8 intercepciones con los que ha conducido a los Browns hacia playoff. Flacco conquistó la Super Bowl en 2012 con Baltimore Ravens, equipo odiado en Cleveland, y nadie confiaba ya en él. De hecho, los Browns son el primer equipo en la historia que llega a la ronda eliminatoria en el que han jugado cuatro quaterbacks diferentes durante la temporada y el primero en llegar con un quarterback diferente al que fue titular en la primera semana.

Stefanski se ha ganado el premio a entrenador del año, que debe recibir sin objeciones, después de conseguir una hazaña sin igual. Ahora los Browns miran al futuro, todos esperan verles caer ante Houston Texans —el otro equipo revelación con el rookie estrella ‘CJ’ Stroud al frente—, pero ellos seguirán derribando rivales con la resucitada magia de Flacco, la fuerza de Myles Garrett y las ideas de Kevin Stefanski y Jim Schwartz. El historial negativo del First Energy Stadium puede estar a punto de cambiar.

Ir al contenido