Nalbandian
Tenis

El hito único de David Nalbandian que nadie podrá igualar jamás

David Nalbandian es uno de los mejores tenistas argentinos de todos los tiempos. Durante su época en activo, el de Unquillo fue uno de los jugadores más peligrosos del circuito y consiguió ser el tercero del ranking ATP. Nunca pudo conquistar un Grand Slam, aunque se convirtió en el primer argentino, y único hasta la fecha, en disputar la final de Wimbledon, además de ser el primer sudamericano en alcanzar las semifinales de los cuatro Grand Slam.

Junto a otros records más, Nalbandian posee uno de los hitos únicos de la historia del tenis. En el año 2007, el argentino disputó y ganó el Mutua Madrid Open y para conquistarlo tuvo que realizar una hazaña que nunca nadie había conseguido y que nunca nadie volvió, ni volverá, a repetir. Nalbandian derrotó de forma consecutiva en la misma semana a Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer.

El big three histórico del tenis caía en hilo ante el argentino. Por si fuera poco, en ese momento ‘Nole’, Rafa y Roger ocupaban las tres primeras posiciones del ranking ATP. Ese fue su primer título en un Master 1000 para David, que ganaría su segundo título dos semanas después en París, donde nuevamente venció a Federer y Nadal. Así, también pasó a ser el primer tenista que lograba derrotar a los mejores del mundo en dos torneos consecutivos.

🎾​ El Mutua Madrid Open

El Mutua Madrid Open es el único desde la creación de los Master 1000 en 1990 que ha sido cambiado de lugar, fecha y superficie. Anteriormente, se disputó en Estocolmo, Essen y Stuttgart, pero desde el año 2002 se celebra en Madrid. Sus primeras siete ediciones se jugaron en el Madrid Arena en una superficie de pista dura, mientras que de 2009 en adelante se trasladó a la Caja Mágica y cambió a la tierra batida.

Nalbandian

David Nalbandian, junto a Roger Federer.

Dos años antes de cambiar al polvo de ladrillo, el Mutua Madrid Open presentó uno de los carteles más impresionantes del momento: nueve de los primeros diez jugadores del ranking mundial se presentaron para jugar un torneo que se sintió como un Grand Slam. David Nalbandian comenzó con dificultades y perdió el primer set en las dos primeras rondas, aunque en ambos partidos pudo superar a Arnaud Clément y Tomás Berdych.

👑 Nalbandian se corona en Madrid

En tercera ronda, el argentino se iba a enfrentar a la joven promesa argentina de aquel entonces: Juan Martín del Potro. Nalbandian arrasó a su compatriota y accedió a cuartos de final donde se mediría a Rafa Nadal. El manacorí ocupaba el segundo puesto entre los mejores jugadores del mundo y venía de derrotar a Andy Murray. Nalbandian destrozó a Nadal (6-1; 6-2).

Nalbandian

David Nalbandian junto a Rafael Nadal.

El argentino había mostrado mucho nivel en años anteriores, pero ese curso no daba con la tecla. En Madrid, Nalbandian parecía aumentar su nivel tras cada punto y Nadal se vio superado como pocas veces en su carrera. En semifinales se tenía que medir al tenista de moda. Novak Djokovic irrumpió en el circuito y echó la puerta abajo. Ganó en Adelaida, Miami, Estoril, Montreal (donde superó a los tres primeros del ranking, Roddick, Nadal y Federer) y en Viena, además de haber alcanzado la final del US Open.

Esas victorias impulsaron a ‘Nole’ hasta convertirse en tercer cabeza de serie. La semifinal estuvo muy reñida. No obstante, el argentino pudo imponerse sin ceder un set (6-4; 7-6). Nalbandian dejó puntos para el recuerdo y dio una lección a aquel serbio rebelde que posteriormente tocaría la gloria. Tumbar a Djokovic y Nadal ya era un hito espectacular, sin embargo, quedaba lo más difícil.

 

En 2007, Roger Federer era un tenista irreal. El suizo jugaba a un nivel digno de ser la máxima superestrella de siempre en el tenis. Federer era el favorito a llevarse la victoria y así lo demostró al comenzar el encuentro. Roger endosó un incontestable 6-1 de inicio a Nalbandian. El número uno del planeta esperaba acabar rápido la faena… pero no así lo pensaba el argentino, que se mantuvo frío y consiguió darle la vuelta a la situación.

Nalbandian comenzó a encontrar su tenis y empezó a jugar como lo había hecho en las rondas anteriores. Federer se vio contra las cuerdas. David pudo vencerle y culminar uno de los mayores hitos de la historia del tenis (6-1; 3-6; 3-6). Una hazaña espectacular que nunca nadie pudo igualar y que ahora, con la retirada del suizo, nunca nadie podrá superar.

Ir al contenido