Grabiñe Muguruza
Deporte

Garbiñe Muguruza: las veces que faltó al respeto a su entrenador

En toda relación llega un momento en que las tensiones se hacen palpables. Ya sea en cuestiones personales, profesionales o deportivas, en muchas ocasiones estas no pueden esconderse. Menos si se trata de unas las tenistas con más recorrido del circuito, como resultó con Garbiñe Muguruza.

Una tenista, la española, que antes de tener a su lado a Conchita Martínez compartía juego con el francés Sam Sumyk, instructor y preparador personal. Empezaron juntos en la gira asiática de 2015, pero dieron por terminada su unión cuatro años más tarde, en 2019, cuando Garbiñe Muguruza terminaba su aventura en Wimbledon cayendo en primera ronda.

Garbiñe Muguruza: por este motivo se separó de Conchita Martínez

Una relación que para muchos debió acabar antes. Y no porque su juego no apuntara maneras, pues con él la tenista ganó dos Grand Slams y llegó a ser la número 1 mundial, sino por sus sonadas discusiones en los circuitos. Una problemática que se sumó a la falta de feeling que sí existía al principio, y que propició que ambos pusieran fin a su relación. Estas son sus broncas en pleno partido más recordadas.

Doha 2016: discusión de Sumyk y Garbiñe Muguruza

Si bien los títulos que logró Garbiñe —más allá de los majors ha conquistado otros torneos como Pekín o Cincinnati— la llevaron a ser la número uno del tenis, otros sucesos le han hecho estar en el ojo del huracán.

Ya en 2016, pocos meses después de establecer la relación, la tenista tuvo una discusión con Sam en Doha ante todo el estadio. Ocurrió en cuartos de final del Premier 5 de Doha, en Qatar. Garbiñe Muguruza veía cómo se le escapaba el definitivo set ante la alemana Andrea Petkovic y mandó bajar a Sam Sumyk. Era un partido de altibajos para la hispano-venezolana, en el que la tranquilidad habitual del francés contrastaba con la cara de enfado de su pupila.

Garbiñe Muguruza Sam Samyk Doha 2016

«Lo estoy intentando, dime algo que no sepa», contestaba Muguruza a los consejos de Sumyk sobre mejorar un servicio que no funcionaba. «Parece que lo sepas todo», espetó él, que encontró un «por supuesto» como respuesta. La charla, en un momento de tensión por el mal resultado que se acercaba (un 1-4 abajo), continuó en castellano: «Yo no me voy a morir por la bola, yo no», dijo Garbiñe poco antes de que Sumyk advirtiera que el partido estaba siendo retransmitido en España. Finalmente, la jugadora de Caracas cayó ante Petkovic.

Ir al contenido