Chelsea Brighton Fichajes
Economía

El Chelsea hace de oro al Brighton: ¡262 millones de euros en un año!

Entre 2022 y 2023, una de las principales zonas económicas en el fútbol mundial fue la autopista inglesa M-23. Esta es la continuación de la A-23, usada para salir de Londres, y que va hasta Brighton. Así, en ese trayecto de casi dos horas en coche, han viajado 225 millones de libras desde la capital hacia la costa. Cambiándolo a euros, fueron 262 millones. Esa cifra faraónica es la que sale solamente de los negocios entre el Chelsea y el Brighton & Hove Albion. En cosa de un año, los del sur de Inglaterra se han beneficiado más que nadie de la llegada de Todd Boehly a Stamford Bridge.

💰 ¿El Brighton se aprovecha del Chelsea?

Marc Cucurella fue el que abrió la veda, llegando al Chelsea por 65,3 millones de euros. Con el mercado de fichajes cerrado, los siguientes en llegar fueron Graham Potter y su cuerpo técnico, pagando los londinenses una compensación de casi 26 millones de euros. Dos meses más tarde, Boehly siguió pescando en el sur, pero esta vez para tener un nexo de unión entre la directiva y el banquillo. Llegó Paul Winstanley, el hombre encargado de edificar el brillante sistema de scouting del Brighton, como director deportivo a cambio de una cifra que no fue revelada. Después de unos meses de inactividad, ‘los blues’ quisieron bajar la M-23 con más billetes que irían destinados a las arcas de los seagulls. Pagaron por Robert Sánchez unos 30 millones de euros y por Moisés Caicedo rompieron el mercado, abonando casi 134 millones de euros por él.

Los arquitectos del Brighton, un equipo peculiar en la Premier

Por poner en contexto la tremenda cantidad de dinero que le ha dado el Chelsea a los sureños, estos tienen para construir dos veces su actual estadio y su ciudad deportiva. Ambas, por si alguien se lo pregunta, son bastante modernas. Con ese dinero y lo que obtiene por formar parte de la Premier League, el Brighton podría haber acometido alguna locura en el mercado, pues su músculo financiero ha aumentado notablemente. Pese a ello, solamente se han gastado 10 millones más de lo que ha dejado Moisés Caicedo en las arcas. Han seguido apostando por esa red de scouting que formó Winstanley, buscando conseguir futbolistas desconocidos y potencialmente revalorizables para el futuro. Es decir, quieren seguir invirtiendo en lo que tantos beneficios les ha dado a costa del Chelsea. Compran barato y se lo acaban vendiendo tremendamente caro a sus vecinos de la capital.

💭 ¿Y si es el Chelsea el que se aprovecha del Brighton?

A lo largo de este tremendo historial de traspasos en el último año, en el corto plazo hay un ganador evidente. Pero lo cierto es que el Chelsea puede ganar mucho de cara a los años venideros. Si bien es cierto que el fichaje de Cucurella y el de Graham Potter no salieron bien, Moisés Caicedo parece uno de esos centrocampistas con potencial de marcar una era en la Premier League. Y, de momento, Mauricio Pochettino confía en Robert Sánchez. Eso respecto a los que tendrán incidencia directa en el fútbol del Chelsea, pues en los despachos pueden ganar bastante. Winstanley conocía bien esa estructura que ha hecho al Brighton lo que es hoy, y su incorporación puede que sea el movimiento más inteligente que se hizo de este imponente historial entre ambos clubes.

¿Cuál es el secreto del Chelsea para escapar del Fair Play Financiero?

Todd Boehly no tenía experiencia en el mundo del fútbol europeo, siendo muy diferente a lo visto en Estados Unidos. Por ello, asumió que iba a necesitar ayuda de cara a hacer del Chelsea el equipo que él quiere. Observó y trató de asimilar lo que hacía el Brighton, de ahí el interés por contratar a Winstanley. Con él al frente y con un presupuesto casi ilimitado, los blues han cerrado varios fichajes que los ponen como una de las plantillas con más proyección de cara al futuro. Hasta bajo su mandato llegó Mauricio Pochettino, consiguiendo convencerle de volver al mundo de los banquillos. Poniendo estos cimientos hoy, en unos años recogerán lo sembrado. Y, cuando eso suceda, habrá más dudas sobre quién ha ganado entre tanto traspaso. Lo único que queda claro es que, lluvia de millones mediante, ambos son un buen socio para el otro.

Ir al contenido