Paula Badosa
Economía

El rostro ‘influencer’ de Paula Badosa

Paula Badosa está cerca de poner fin a su calvario. La tenista, que no compite desde Wimbledon —se retiró lesionada en segunda ronda—, regresará a principios de noviembre para liderar a España en la la Billie Jean King Cup. Pese a su ausencia en las pistas, desde que explotó en 2021 se ha convertido en todo un icono comercial hasta el punto de igualar —y pronto superar— los 4,5 millones que gana Garbiñe Muguruza solo a través de patrocinios.

El ‘sorpaso’ financiero de Paula Badosa a Garbiñe Muguruza

La exnúmero dos del mundo, que recientemente ha alcanzado el millón de seguidores en Instagram, no tiene nada que envidiar a las influencers más famosas de España. Paula Badosa tiene una tasa de engagement —porcentaje de la audiencia que interactúa con el contenido— del 4,41%, por encima de María Sharapova, Coco Gauff o la propia Garbiñe.

Lejos de comparativas con deportistas, también supera a iconos que se dedican específicamente al sector, como Rocío Osorno o Marta Lozano. Incluso se acerca a la tasa de Laura Escanes, uno de los rostros más mediáticos de nuestro país.

Las empresas se rifan a Paula Badosa

Las empresas no son ajenas a la atracción que genera Paula Badosa, que va más allá de los acérrimos al tenis. Aparte de socios habituales como Nike o Wilson, múltiples negocios han asociado su marca a la imagen de la catalana. Los más destacados son Kerastase, la marca de cosmética que pertenece a L’Oreal, y Drink Accelerator, la bebida energética que ha escogido a una extensa nómina de deportistas para expandir su fama.

Paula Badosa pone rostro a esta marca que rivaliza con Red Bull

En Instagram, una de cada cuatro publicaciones de la deportista son promocionales. Pero, ¿cuánto dinero puede generar a través de esta red social?

Desde luego, mucho menos que en los torneos o los patrocinios. Sin embargo, nada desdeñable teniendo en cuenta el poco esfuerzo que supone compartir una instantánea. Paula Badosa percibiría entre 2.200 y 4.000 euros por post, o al menos esta es la cifra que, según el portal Influencer Marketing Hub, cobran las influencers con datos similares a la catalana. Claro que su perfil, de deportista, es diferente y la cifra podría moverse en otros baremos.

Paula Badosa también triunfa en la pequeña pantalla. Como Garbiñe Muguruza con la aseguradora Caser, la catalana aparece a diario en la televisión, en un anuncio de Impress, una famosa clínica dental.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Paula Badosa (@paulabadosa)

Promociones al margen, Paula Badosa ha conseguido trasladar su éxito en las pistas a las redes sociales gracias a su cercanía con los fans. La española acostumbra a mezclar fotos y vídeos de sus entrenamientos con otros mensajes más personales. En los últimos meses su vida privada ha generado una mayor expectación, tras hacerse oficial su relación con Stefanos Tsitsipas.

Paula Badosa rompió su relación con Juan Betancourt en mayo de este año y poco después se conoció su noviazgo con el griego, una de las principales figuras de la ATP, que tampoco atraviesa un buen momento en las pistas. La tenista, de momento, no debe temer su futuro más allá del tenis, pues fuera de las pistas genera el mismo interés que dentro de ellas.

Ir al contenido