Milan Fichajes
Economía

El sacrificio de Tonali, ¿éxito económico del Milan?

La venta de Sandro Tonali solo dejó al lado del Newcastle contento. Y, claro, a la directiva del Milan. Ni el jugador ni nadie relacionado con los rossoneros se quedó conforme por mucho dinero que consiguiese en un momento complicado para el club. Era un golpe al corazón del Milan y su renacer como potencia en el fútbol europeo. Por otro lado, parecía un movimiento en falso: tanto dinero en unas manos no aptas (según la afición) era sinónimo de fracaso. O, al menos, eso parecía. El fútbol, una vez más, permite una revancha. Gerry Cardinale y su directiva han demostrado que no se les da mal lo de invertir en el mercado.

La venta de Tonali, un golpe al corazón del Milan

♟️  Movimiento de ajedrez

Hay veces que el tablero de ajedrez permite el mayor riesgo de todos. Sacrificar a la reina no suele ser buena idea, aunque puede suponer una ventaja decisiva en la partida. El Milan ha hecho algo parecido. Los 70 millones más bonus que pagó por el centrocampista siguen dejando un vacío emocional difícilmente salvable en el corto plazo, pero ese contratiempo sentimental lo están resolviendo haciendo buen uso del dinero. Y es que, si bien los del norte de Italia tenían una columna vertebral fortísima, el resto del equipo exigía una remodelación. Para que se diese, necesitaban dinero, algo que les iba a faltar por el presupuesto tan ajustado que tenía el club. Eso sí, nunca se sabrá lo que hubiese hecho Maldini y Massara, acostumbrados a trabajar con presupuestos bajos antes de ser despedidos.

Por un valor similar al de la venta de Tonali, han llegado ocho futbolistas con un nivel considerable para la rotación o mejorar las prestaciones del equipo titular. Samu Chukwueze, Pulisic y Okafor llegan para dar más versatilidad al ataque, y Tijjani Reijnders es lo suficientemente prometedor como para que el relevo del italiano en el medio sea cómodo sobre el papel.

También cabe mencionar la capacidad para comprar jugadores interesantes como Ruben Loftus-Cheek, cuyo talento merece una nueva oportunidad lejos del Chelsea. Aparte, claro está, aparecen las oportunidades en el mercado de agentes libres como Sportiello (hacía falta un buen guardameta suplente) y Luka Romero. Para los más despistados, este último es el jugador más joven en debutar en Primera División, consiguiéndolo con 15 años. No está nada mal.

Chukwueze Milan

Chukwueze es el fichaje de mayor renombre del Milan.

🤝  Pioli, el nexo entre el vacío emocional y los refuerzos del Milan

El encargado de darle forma a todo esto es Stefano Pioli un verano más. Debe ser frustrante haber construido este proyecto y que ahora parece haber saltado por los aires, aunque es un capítulo más en la historia de este entrenador. Su mayor triunfo fue este Milan que levantó el Scudetto, y ahora toca volver a la casilla de salida. No es mal reto como entrenador, todo sea dicho. Aun así, tiene que darle forma a todo lo que ha llegado, integrándolo en lo que ya funcionaba. El vacío que deja Tonali como uno de los líderes del proyecto lo puede ocupar Tomori, Theo Hernández, Maignan o Leao tiempo mediante, por lo que queda ver como se rellena lo futbolístico. Y ahí es donde brilla la gestión de Cardinale. Línea a línea, sobre el engañoso papel, el Milan es mejor equipo que hace unos meses.

La plantilla tenía una dolencia muy marcada en el ataque, y Pulisic y Chukwueze mejoran por mucho lo que había. Especialmente interesante es el movimiento por el nigeriano, cuyo talento pedía a gritos una oportunidad así. Junto a Leao, que partirá desde la izquierda, los dos nuevos fichajes escoltarán a Okafor o Giroud en punta.

Ni punto de comparación con el calvario que tenía que vivir Pioli cuando miraba al banquillo y no tenía nada, dándole galones a jugadores más limitados como Junior Messias. El medio, eso sí, es una incógnita. Reijnders y Bennacer parten como el doble pivote titular, y falta por ver el encaje del neerlandés haciendo de Tonali. Cabe recalcar, una vez más, que potencial le sobra.

El Newcastle cambia el paradigma de los fichajes multimillonarios

💭  ¿Ha merecido la pena el sacrificio?

El objetivo de este mercado, incluso cuando estaban Maldini y Massara, era mejorar los complementos del equipo. Cardinale y su directiva lo han conseguido pese a que haya una pregunta incómoda sobrevolando San Siro. ¿Se ha pagado demasiado por algo que podría haber conseguido la ‘doble M’ de la dirección deportiva? O, dicho de otra manera… ¿Pesa más lo económico que lo emotivo? De momento, la nueva propiedad del Milan lo tiene claro.

Es evidente que quieren dejar huella, cambiando lo que ya había. La inversión está ahí, fichando lo que necesitaban. Curiosamente, lo hicieron como el Newcastle, el equipo al que vendieron a Tonali. Y es que este culebrón, con sus idas y venidas, solo tendrá desenlace con el paso del tiempo. El rendimiento y el fútbol serán los que decidan quién acertó y quién se equivocó.

Ir al contenido