Zion Williamson NBA
Espacio salud

El cambio de Zion Williamson: «Este verano ha ido al gimnasio más que nunca»

La NBA está de enhorabuena. Antes de comenzar la temporada ya se ha confirmado el regreso por la puerta grande de una de sus grandes estrellas. O, al menos, de un jugador con potencial para serlo. Zion Williamson, tras sus continuos problemas de peso, parece haber zanjado esa etapa de su vida gracias al trabajo duro en el gimnasio. «Puedo decir que ha estado en nuestro gimnasio este verano más que en toda su carrera. Todas las vacaciones en Nueva Orleans, lo que es muy diferente», contó David Griffin, directivo de los Pelicans. Y, sumado a las imágenes que han salido de él, es imposible no ser optimista.

¿Cracks o estrellados? Descubriendo la realidad de la Summer League antes de la NBA

💪​ Zion Williamson vuelve

Para un jugador cuyo estilo de juego recae tanto sobre el aspecto físico, su estado de forma era anticompetitivo. Zion Williamson es una bestia de la naturaleza que, pese a medir 1,98 metros, ha demostrado ser capaz de ser un anotador consistente en una zona dominada por los grandes. Y es, en parte, gracias a su tremenda musculatura. Por ello, en cuanto se pasa un poco de forma, es un jugador que pierde lo que le hace especial en la liga de baloncesto más competitiva del mundo.

Llegó a pesar 11 kilos más de lo recomendado, sumando continuos problemas físicos y mostrando una dejadez preocupante. Los Pelicans de Nueva Orleans estaban empezando a dar por perdido a su pick número uno en el draft de 2020.

Zion Williamson NBA

Zion Williamson se ha tenido que perder demasiados partidos por su mala condición física.

Por ello, todas las partes afectadas sabían que este verano debía ser el que lo decidiese todo. Para bien o para mal, Zion Williamson debería dar un paso adelante antes de la temporada de la NBA. Y, por suerte para el baloncesto, el joven ala-pívot decidió ser más disciplinado. Tener más horas de gimnasio, una mejor alimentación y una vida más ordenada han sido clave para ver este cambio físico. Ahora, con el comienzo a la vuelta de la esquina (los Pelicans se estrenan el 26 de octubre ante los Memphis Grizzlies), solo queda demostrar ese cambio en la pista. Porque, a final de cuentas, todo acabará dependiendo de su rendimiento.

Ir al contenido