Fútbol internacional

Ange Postecoglou como respuesta para el Tottenham

El Tottenham Hotspur lleva tiempo sumido en una montaña rusa de emociones. Desde que rozaron la eternidad con esa final de Champions de 2019 que perdieron ante el Liverpool, el club ya ni se plantea pelear por títulos. Estuvieron cerca el romper su sequía, pero ya no es su realidad. Es más, peligra hasta su presencia en el llamado Big-6 de la Premier League. No jugarán en Europa este año después del terremoto que provocó Antonio Conte, por lo que están obligados a acertar con el relevo. Tras mucho especular con grandes nombres, ha acabado llegando uno de los que menos ilusiona. Ni Nagelsmann ni Luis Enrique ni ningún nombre testado. Será Ange Postecoglou, el ya ex entrenador del Celtic de Glasgow, el encargado de sacar al Tottenham del pozo.

 🍀  El Celtic de Glasgow de Postecoglou, ¿sinónimo de garantía?

Si bien es un nombre desconocido para el gran público, el Celtic de Postecoglou es un equipo que jugaba bien al fútbol. Compitieron esta temporada en el mismo grupo que el Real Madrid en Champions League, y dejaron buenas sensaciones pese a la evidente diferencia de nivel. Sin tener equipo como para competir por pasar de ronda, su estilo de juego ofensivo mostró que iba en la línea del fútbol que se juega actualmente en el viejo continente. Ha ganado los tres títulos de la temporada en Escocia, y en sus dos años en el lado católico de Glasgow solo se le escapó la Copa en su primera temporada. Si miramos más atrás, es el entrenador australiano más laureado de la historia. Para el recuerdo queda la Copa Asiática que ganó en 2015 con los socceroos.

El Celtic de Postecoglou ha arrasado esta temporada en Escocia.

El Celtic de Postecoglou ha arrasado esta temporada en Escocia.

Su carrera ha ido con una clara tendencia ascendente, aunque nunca ha tenido la ocasión de dirigir en una liga como la Premier League. Es más, Postecoglou será el primer australiano en dirigir en la máxima categoría del fútbol inglés. Y, claro, no lo hará con cualquier equipo. El Tottenham está exigido a llegar a puestos europeos, más aún tras quedarse fuera esta temporada. Por plantilla y presupuesto, se vaya Kane o no, tienen que estar ahí. Tendrán menos distracciones para conseguirlo, así como la obligación de hacerlo para que las cuentas del club no se vean perjudicadas. Por poner un ejemplo muy catastrofista de lo que supone quedarse fuera de la zona noble, hay que fijarse en el Leicester. De tocar metal en 2021 y estar a punto de entrar en Champions a descender en 2023 como causa de la crisis financiera que atravesaban. El Tottenham puede asumir un año fuera de competiciones europeas, pero con dos habría que seguir haciendo ventas dolorosas para subsistir.

🔙 El precedente de Nuno Espírito Santo

La llegada de Postecoglou recuerda a lo que sucedió con Nuno Espírito Santo hace tan solo dos temporadas. El portugués había cerrado un ciclo muy exitoso con el Wolverhampton Wanderers, y llegaba al Tottenham con la ilusión de recuperar la esencia que tenía el equipo con Pochettino. Sus tres primeros partidos ilusionaron a los aficionados, cosechando sendas victorias. Una de ellas fue en la jornada inaugural ante el Manchester City, haciendo que el cielo fuese el límite. El Tottenham era candidato a todo. La cosa es que, dentro de esa montaña rusa en la que vive el club, tocaba caer. Los tres siguientes partidos se contaron por derrotas, cayendo la confianza del club en picado. Así, a principios de noviembre destituyeron al portugués. Fue el entrenador más efímero de la historia del club, siendo teóricamente irreconducible la situación del equipo. Entonces, llegó Conte y ya sabemos como terminó la historia: éxito inmediato, clasificación a Champions y fracaso en la temporada siguiente.

Conte duró algo más de una temporada en el Tottenham.

Conte duró algo más de una temporada en el Tottenham.

Postecoglou viene de un equipo menor, con ansias de recuperar el puesto en Europa. La única diferencia entre ambos es que ese Tottenham de Nuno sí que jugaba Europa (cayeron eliminados de fase de grupo en la Conference League) y sí tenía experiencia dirigiendo en Premier League. O, dicho de otra forma, el australiano empieza con más dificultades. Y, aunque sea redundante, cabe recordar que el preparador portugués tuvo a Kane desde el inicio, cosa que no parece que vaya a ser así con el ex del Celtic. Ahí es donde debe entrar una buena pretemporada y planificación de lo que se viene, pues el tiempo juega en contra de Postecoglou.

Por mucho que haya firmado para cuatro años y Daniel Levy se haya mostrado encantado en el comunicado oficial que lanzó el Tottenham, el australiano sabe perfectamente que el norte de Londres no perdona. Un volantazo a mitad de temporada tampoco sería ideal para los spurs, todo sea dicho. Por ello, estos meses pueden decidir el futuro cercano del club, pudiendo funcionar como trampolín para regresar a la casilla de salida… o para caer definitivamente de lo más alto. Puede ser el principio del final para un grande del fútbol inglés. De momento, Postecoglou y su fútbol alegre son la esperanza para que el aficionado tenga donde agarrarse en medio de un verano que promete ser duro para sus intereses. Y, si recuerda a Nuno, también puede hacerlo con Pochettino: llega en un año bajo mínimos y sin fútbol europeo. Él tiene la respuesta de todo este embrollo, ya sea para lo bueno o para lo malo.

Ir al contenido