Fútbol internacional

La historia de superación del Raków Częstochowa: de tercera, a la Champions

A estas alturas de temporada no es raro ver a un equipo polaco luchar en las previas europeas por entrar en la fase de grupos de la Champions League. Lo verdaderamente extraño es que esta vez no sean Legia Varsovia, Lech Poznań o Wisła Cracovia (gigante histórico en horas bajas) quienes peleen por ese privilegio, sino un Raków Częstochowa que hace poco más de un lustro se encontraba en las catacumbas del fútbol polaco. Su realidad ahora es muy diferente. Viene de conquistar una Ekstraklasa que inauguró su palmarés liguero y que fue la guinda del pastel a uno de los proyectos más sorprendentes de la Europa contemporánea.

🚀 Ascenso meteórico

El Raków es un club centenario, fundado en 1921, que hasta mediados de 2019 apenas contaba con un bagaje de cuatro temporadas en la máxima categoría del fútbol polaco. Sus años más exitosos tuvieron lugar entre 1993 y 1998, justo cuando ‘Kuba’ Blaszczykowski, que es el jugador más icónico de su historia, se formaba en su cantera antes de dar el salto al Wisla Cracovia de sus amores o al Borussia Dortmund. Fueron las mejores, en pasado, porque las últimas cuatro campañas del club creado por los trabajadores de Raków han marcado un antes y un después en los libros de historia.

Mucho tiene que ver la inversión del Michał Świerczewski, empresario local y principal accionista de la entidad. Para muchos, ya es considerado el propietario más influyente en los 102 años del club, visto lo visto. Por mucho que hace un siglo contase con el apoyo del Partido Socialista Polaco y el sustento financiero de la acería de Częstochowa.

Ivi López Rákow

Ivi López, exjugador del Levante, Huesca, Sporting de Gijón o Ponferradina, entre otros, es uno de los artífices del éxito reciente del Raków. Actualmente, se encuentra lesionado de gravedad.

Si ya de por sí resulta llamativo que un equipo que apenas había jugado siete temporadas en la Ekstraklasa (en periodos alternos) ganase la liga, imaginen hacerlo sabiendo que en 2017 militaba en la tercera división. Fue entonces cuando Marek Papszun se hizo cargo del banquillo, sin experiencia previa en la élite. Él fue uno de los grandes culpables del giro de 180 grados que ha vivido el Raków.

Sin ir más lejos, ha ganado los cinco primeros grandes títulos desde que se fundó el club: dos Supercopas y la Copa de Polonia en 2021 y 2022, años en los que además fue subcampeón de liga, antes de terminar quitándose esa espinita a principios de mayo de 2023. Una prueba más de que el que la sigue, la consigue. A punto estuvieron de ganar el doblete nacional, de hecho. Solo el Legia Varsovia les privó de la gloria, en la tanda de penaltis de su tercera final copera consecutiva. Ese fue el fin del ciclo de Marek Papszun, quien, saciado, abandonó el Raków a final de temporada.

🥰 No despierten al Raków de su sueño de Champions

Hasta 2021, el Raków no sabía lo que era jugar un partido de competición europea. Ni siquiera rondas previas, que fue la única experiencia que acumuló después, durante los veranos de 2021 y 2022. Finalmente, cayó ante Gent y Slavia Praga en sendas ocasiones. Y, hasta esta campaña, tampoco sabían lo que era escuchar el himno de la Champions en su estadio. Por coeficiente, solo el campeón de la liga polaca obtiene un boleto para las previas, lo que dificulta que el país Centroeuropeo albergue partidos de esta índole.

Cristiano Ronaldo Real Madrid Legia

Desde que se instauró la nueva Champions, en 1992, solo el Legia Varsovia 1995-1996 y 2016-2017, y el Widzew Łódź 1996-1997, han conseguido llegar a la fase final de la competición.

En su debut en la Liga de Campeones, el Raków Częstochowa ha conseguido imponerse en las dos primeras rondas que le tocó disputar, ante el Flora Tallin (0-3) estonio y el Qarabağ de Azerbaiyán (4-2). De este modo, pase lo que pase en las dos siguientes eliminatorias, se ha asegurado ya jugar la primera fase de grupos de su historia. Si gana ambas llaves, será en Champions League, un hito casi inédito en Polonia. Si gana una, lo hará en Europa League. Y, de caer derrotado en ambas, se tendrá que conformar con la Conference League. Premio menor, dirán muchos. Sabor agridulce, sentirán, tal vez, los hinchas de la ciudad situada al sur del país. Pero, la realidad, es que ni el seguidor más optimista vaticinó en 2017 que fueran a estar aquí.

Ir al contenido