Fútbol internacional

El peligroso Erasmus de Nicolò Zaniolo en el Galatasaray turco

Ya es oficial: Nicolò Zaniolo no ha cambiado de colores en su camiseta, pero sí el escudo del equipo al que representará. Será el Galatasaray turco, que ha aprovechado la situación tan tensa que vivía el trequartista italiano en Roma y ha pagado entre 15 y 20 millones de euros fijos por hacerse con sus servicios, más variables en función de rendimiento que podrían ascender hasta los 30 kilos. De suceder eso, Zaniolo se convertiría en el fichaje más caro en la historia de la liga de Turquía; tal vez sin tanto reconocimiento mediático, pero plagada de jugadores ilustres. Sin ir más lejos, tendrá muchos viejos conocidos como compañeros.

🏟️ Sale por la puerta de atrás del Coliseo

Zaniolo llegó a Roma en 2018, con solo 19 años, tras criarse en las canteras de Genoa, Fiorentina e Inter. De hecho, ‘La Loba’ le fichó al incluirle como condición para la venta de Radja Nainggolan al propio equipo nerazzurro. Y, a su vez, desde el Giuseppe Meazza se guardaron una cláusula con la que ingresar el 15% de su futura venta. Es decir, la de ahora al Galatasaray.

Temas contractuales a un lado, Nicolò Zaniolo encajó desde el día uno. En lo técnico-táctico, pese a sus dos operaciones del ligamento cruzado de la rodilla, y con la afición. Parecía el hijo pródigo, el heredero de Francesco Totti o Daniele de Rossi, incluso, en una época en la que se buscaban ídolos desde la capital de Italia. Los hinchas le amaban y pintaba a que se convertiría en un one club man… o algo cercano. Pero, nada más lejos de la realidad: la relación se rompió y el jugador se puso en rebeldía para buscar nuevos retos en enero. Sin éxito, porque tanto Milan, como Bournemouth, finalmente se echaron atrás.

Paulo Dybala, la mirada de quien quiere presidir el Coliseo romano

🔥 Un ‘Galata’ de ensueño

El nuevo destino de Zaniolo es un Galatasaray que no disputa este curso competiciones europeas, pero que lidera con comodidad la liga, con opción de lograr el doblete nacional y con muchas caras conocidas. El once tipo, tras su llegada, se podría conformar con Kocuk; Sacha Boey, Victor Nelsson, Kaan Ayhan, Leo Doubois; Lucas Torreira, Sérgio Oliveira; Zaniolo, Dries Mertens, Aktürkoğlu e Icardi. Este último, en un momento dulce, con un promedio de gol marcado cada 100 minutos. Y, en el banquillo, esperarían otros como Juan Mata, sin demasiado protagonismo, Bafetimbi Gomis, Milot Rashica o Yusuf Demir, el ex del Barça, que parece el principal damnificado por la llegada del italiano y podría abandonar Estambul por falta de minutos.

😕 Peligro para Zaniolo y para el club

El riesgo para Nicolò está en la competencia, que puede hacer que varíe su posición entre la mediapunta y el extremo diestro, así como en dejarse llevar por la falta de competitividad prevista. Su llegada a Turquía, por mucho que haya firmado un contrato por cuatro años, se presupone efímera, ante la imposibilidad de escoger otro destino con los mercados cerrados en casi todo el viejo continente. Es un secreto a voces que cuenta con una cláusula unilateral de 35 millones de euros, por la que podría regresar a la Europa occidental en unos meses. Siempre y cuando, sus recurrentes lesiones no le jueguen una mala pasada y repelan el interés de otros planteles.

Para el Galatasaray, el peligro reside en la obligatoriedad de la Süper Lig en tener en todo momento a un máximo de ocho extranjeros en el once y 14 en la plantilla, para no sufrir sanciones por alineación indebida. Actualmente, son 15 los futbolistas foráneos, aunque la lesión de larga duración de Fernando Muslera, el fiel guardameta uruguayo, podría facilitar las cosas.

🇹🇷 ¿Cómo será la Süper Lig tras el terremoto?

Una de las primeras imágenes que se han visto de Zaniolo, nada más llegar a Estambul, le sitúan en plena colaboración para suministrar alimentos a las ciudades afectadas por el terremoto del 7 de febrero, que afectó a Turquía y Siria. En apoyo a la comunidad turca, su fichaje también incluyó otra cláusula en la que se acordó la disputa de un partido amistoso contra la Roma, en el que todo lo recaudado se done a los afectados por el seísmo.

La liga se encuentra detenida, aunque no parece correr riesgo de cancelación y regresará, probablemente, durante el próximo mes. Con la novedad, eso sí, de que Hatayspor y Gaziantep, dos de los equipos más afectados, se retirarán de la 2022/2023 sin descender y la competición pasará a tener 20 participante en lugar de 18 el año que viene.

Ir al contenido