Fútbol internacional

Tobol Kostanay: así es el ‘outsider’ asiático que está a un paso de la Conference

En pleno debate sobre lo largas que son las temporadas y la carga de calendario imperante, el Tobol Kostanay está a punto de romper su techo europeo, a costa de arruinar sus vacaciones para jugar una fase final. ¿Para esto se creó la Conference League, no? No para vulnerar los derechos de los trabajadores, eso son daños colaterales, a la vez que gustosos. Más bien, para que equipos sin apenas bagaje continental tengan la oportunidad de escribir sus gestas y dar a conocer su historia.

🕵️ Conoce al Tobol Kostanay

El Tobol kazajo, que fue bautizado con este nombre por el río que pasa por la ciudad de Kostanái, no es uno de los más laureados del país. Ni mucho menos. Apenas cuenta con dos títulos ligueros, uno que data en 2010, y otro que, contra todo pronóstico, alzaron en 2021, tras un fulgurante final de temporada en el que superaron al FK Astana. Este sí, rival a batir contemporáneo año tras año, vigente campeón y ganador de siete de las nueve últimas ligas que se han disputado.

El día que me atrapó el fútbol kazajo

Una de las particularidades que tiene la liga de Kazajistán es que, a diferencia de lo que sucede en la mayoría de Europa, sus temporadas se juegan en años naturales. Situación que viene dada por una climatología extrema, que dificulta la práctica deportiva en pleno invierno. Y, en otras épocas del año, es bastante común que los partidos se disputen en estadios indoor, completamente techados. Incluso, geográficamente, algunos clubes como es el caso del Tobol Kostanay, pertenecen a Asia Central, por mucho que en términos futbolísticos participen en competiciones europeas.

🇪🇺 Un hito único en el horizonte europeo

Sin ir más lejos, esta temporada es el club que sigue vivo en competiciones UEFA (Conference League) ubicado más al este. Uno de esos viajes que no quiere nadie ni en pintura, vaya, porque los enfrentamientos de estos torneos sí los albergan en pleno invierno, con su liga parada. La duración aproximada del viaje desde España a Kostanái, escala y autobuses mediante, es de en torno a 15 horas y media. Eso, sin contar que la nieve haga de las suyas, dentro y fuera del campo.

Un trayecto poco transitado, en cualquier caso, ya que el Tobol Kostanay no sabe aún lo que es jugar una fase de grupos europea. Pero está a un paso de experimentarlo, a una ronda previa de conseguirlo. Para ello necesita vencer al Viktoria Plzeň, después de superar al Honka finlandés, al Derry City norirlandés y de dar una de las grandes campanadas del verano ante el Basel suizo, que venía de ser semifinalista de la propia Conference League. Sorprendente, además, porque es el único superviviente de la competición que comenzó jugando desde la primera instancia previa.

De superar al cuadro checo, se convertirían en el primer equipo que alcanza la fase de grupos tras jugar todas las rondas preliminares. El hito, realmente, ya lo han completado, porque en ninguna de sus 11 participaciones europeas habían llegado tan lejos en sus 31 años de historia. Lo que aguarda ahora es un reto de los más insospechados cuando echó a rodar el balón verde de la Conference a mediados de julio.

Ir al contenido