Balde.
Mundial Catar 2022

Alejandro Balde, el ‘cañón’ que llegó al Mundial antes que nadie

Alejandro Balde será el sustituto de José Luis Gayà en el lateral izquierdo de España. Un chico de 19 años que hace poco más de un año jugó su primer partido profesional con el Barcelona. Concretamente, en Champions un 9 de setiembre de 2021 ante el Bayern de Múnich. Este año se ha afianzado en el primer equipo de la mano de Xavi Hernández.

Es la primera llamada con la absoluta para Balde, que solo ha disputado dos partidos con la Sub-21, con la que estaba concentrado en Sevilla. Del hotel de la capital hispalense, donde se enteró de su salto al Mundial, a Qatar. Casi nada.

👦🏾 De las inferiores del Barça al Mundial

Llegó al Barça a los 8 años desde la cantera del Espanyol. No solo ha tenido un desarrollo meteórico, al dejar las categorías inferiores del conjunto azulgrana para ser titular en el primer campo, sino que se ha convertido en una pieza clave para entender los primeros meses de Xavi Hernández en el banquillo del Camp Nou.

Balde con el primer equipo del Barça ha participado en 23 partidos oficiales, con tres asistencia de gol.

Las bajas en la defensa culé favorecieron su asentamiento, pero la realidad es que Alejandro Balde ha rendido como uno de los mejores defensores del Barcelona en las última semanas. Pese a su edad, le ha robado el puesto a Jordi Alba y a Marcos Alonso. Tanto confía el técnico en Balde que ha reconvertido al madrileño a la posición de central para mantener al joven lateral abierto.

Desde que saltaron las alarmas con Gayà, Luis Enrique le tenía en la recámara. Nuevo objetivo: Mundial de Qatar 2022. 

👶 Así era Balde en la intimidad

El lateral nació en Barcelona un 18 de octubre de 2003. Su padre es de origen guineano y su madre es dominicana. Es el pequeño de tres hermanos. De pocas palabras… a no ser que haya una pelota de por medio. «Recuerdo que era muy tímido, reservado. Pero ya se veía que era un jugador diferente. Pese a su corta edad, destacaba mucho», explica a Legal Sport el exculé Ramón Vila, que compartió vestuario con Balde en La Masía durante dos años.

Vila comenta que las habilidades que destacaban en Balde hace años son las mismas que le han hecho derribar la puerta abajo de la élite. «Tenía una velocidad y una técnica espectaculares. Saltaba mucho a la vista por su rapidez al conducir el balón y su potencia para llegar a la línea de fondo», declara. «Tendrá su oportunidad en Qatar. Seguro».

El portero, ahora en el Lleida Esportiu, equipo del Grupo 3 de la Segunda RFEF, también coincidió con Eric García, Gavi y Ansu Fati, también concentrados con la Selección, en las inferiores del Barça. «Verlos ahora con la Selección es muy bonito. Me alegro mucho por ellos. Tenían un potencial enorme y han sabido aprovechar las oportunidades. Si están ahí, más a esta corta edad, es por algo».

Vila explica que siempre ha tenido buena relación con todos ellos y destaca la «madurez» que demostraba Eric, capitán de aquel equipo: «Salió del Barça para acabar de formarse, aprender y conocer más fútbol. Ahora ha vuelto para demostrar su calidad».

Equipo de las categorías inferiores del Barça con Balde, segundo en la parte inferior izquierda, y Ramón Vila de portero.

👨🏻‍🏫 ¿Cómo juega Alejandro Balde?

Balde es un cañón. Sin Gayá, España pierde a un líder natural. Pura concentración. Y, por si fuera poco, a uno de sus jugadores más completos, pulgada por pulgada y, especialmente, a la hora de integrarse en el colectivo y sostener el ritmo asociativo. No obstante, el vigor del lateral culé y su singularidad física le sitúan como un perfil del que Luis Enrique puede sacar mucho jugo.

Alejandro Balde destaca por su explosividad. Tanto en distancias largas como en situaciones de espacios más reducidos, el barcelonista es un jugador con un primer paso de salida demoledor. Escurridizo y delgado, tiene piernas para colarse hasta línea de fondo cuando su equipo le pide atacar la profundidad y proyectarse. A raíz de estas condiciones, y aunque sorprenda por su breve recorrido, Balde es un jugador de lo más solvente en las situaciones defensivas que le competen. No solo corriendo a campo abierto, donde puede lucir su velocidad, sino en términos de concentración y tino para meter la pierna, chocar con su par o anticiparse.

Si además añadimos el hecho de que Xavi le ha llegado a utilizar incluso de lateral derecho… ya estaría: tenemos nuevo comodín en la baraja de Luis Enrique.

Ir al contenido