FiKs70wXgAk_8zW (1)
Mundial Catar 2022

Arabia Saudí asesta un golpe de realidad a Argentina

El día 3 en la Copa del Mundo se abrió con una sorpresa mayúscula. Argentina perdonó la vida en el primer periodo a una Arabia Saudí que tiró de pundonor a toneladas, hasta remontar (1-2) y sumar así la victoria más importante de su historia. Lo hizo, además, en un territorio hostil como Catar. Al-Dawsari, el ex Villarreal, marcó el mejor gol en lo que va de Mundial y Argentina, que llevaba 25 partidos sin estar por detrás en el marcador, volvió a reencontrarse con los fantasmas del pasado y compitió mal. Es una derrota que trasciende, que puede marcar un antes y un después. Parece que vuelve la ansiedad que se había quitado de un plumazo al ganar la Copa América.

🇦🇷 La Scaloneta ni con todo a favor…

Antes del descanso se vio una Argentina peculiar. Una Albiceleste que cayó en el juego de Arabia Saudí una vez tras otra. Los de Scaloni intentaron, sin éxito, atacar la espalda de la adelantada línea defensiva saudí, cayendo hasta en 7 ocasiones en fuera de juego solo en el primer tiempo, su mayor registro histórico. La precipitación tornó en desesperación, con una Argentina de cuatro delanteros, sin centrocampistas… y sin identidad.


Leo Messi, en un partido de luces y sombras, marcó en su 4/5 Mundial e igualó a siete dianas con Cristiano Ronaldo o Luis Suárez.


El resultado: un Messi invisible, sin espacio para recibir al pie, ni intención de correr al espacio. Aunque los argentinos, con Papu o Tagliafico como lanzadores, tuvieron mucho tiempo para pensar y preparar los envíos, no acertaron en la ejecución del pase-desmarque. Porque, sí, es cierto que llegaron a marcar así hasta cuatro goles, pero tres fueron anulados por la coordinación defensiva de la pizarra de Renard tirando el fuera de juego.

⚔️ … ni cuando todo estuvo en contra

El bloque medio junto saudí, en pocos metros, salió de vestuarios con la intensidad y el orden intactos para sumar robos comprometidos para la Albiceleste. Sin ir más lejos, Messi tuvo dos, por la falta de compañeros para combinar en la medular y por la ausencia de una red de seguridad para presionar tras pérdida y frenar la transición. El 1-1 nace de una pérdida de Leo. Pese a no haber amenazado nada antes del descanso, Saleh Al-Shehri y Salem Al-Dawsari no perdonaron.


Hervé Renard alineó a 9/11 titulares que comparten vestuario en el Al-Hilal, equipo campeón histórico (4) y actual de la Champions asiática.


Argentina, a remolque, no atacó con orden y abusó de la mencionada jugada. Di María agitó desde la derecha y Leo filtró algún buen balón, pero eso no fue suficiente. La entrada de Enzo Fernández añadió criterio, pero, colectivamente, con él, Julián Álvarez, Marcos Acuña y Lisandro Martínez, Argentina tampoco mejoró.

👬🏾🇸🇦 Sublime resistencia saudí

Con lo más difícil ya hecho, remontando hasta verse 1-2 en el minuto 53, a la selección revelación le tocaba sufrir. Y supo hacerlo con un derroche físico envidiable, con una exhibición defensiva del central diestro, Al Tambakti; los innumerables retrocesos del extremo derecho, Al-Burikan, para replegar con línea de cinco; y la brega del doble pivote para hacer que se jugase poco. Mohamed Kano, incluso, le dio criterio con balón a unos saudíes que jamás olvidarán este 22 de diciembre de 2022. Tanto, que mañana se ha declarado día festivo para toda la nación.

Tampoco Argentina, que se complica el pase a octavos y pierde el invicto tras 36 partidos.

Ir al contenido