819f429d7e50a14ff04871c616f6309de8aaf288w
Mundial Catar 2022

Inglaterra mete miedo en su estreno

Inglaterra venció y convenció en su estreno mundialista. La selección de Southgate dominó el partido en todo momento y lució una gran pegada. Llegó a igualar su mejor resultado mundialista (6-1), pero Taremi lo truncó con un gol de penalti en el descuento de un partido eterno, con dos prórrogas que, sumadas, agregaron más de 20 minutos al tiempo reglamentario. Jude Bellingham marcó y se exhibió el día en que debutaba en un Mundial, batiendo varios récords de precocidad. Todo ello, en un duelo donde hasta cinco futbolistas vieron puerta: Bukayo Saka (x2) y Sterling como titulares, y Rashford o Grealish saliendo desde el banquillo.

⛳ El balón parado y Maguire, decisivos

Si por algo se ha caracterizado positivamente la selección de Southgate recientemente, es por cómo tienen ensayadas las jugadas de estrategia y el rédito que sacan de ellas. El partido de Irán no fue excepción. Dos de las cuatro grandes ocasiones acontecidas en el primer tiempo llegaron por esta vía, gracias al buen pie de Trippier en saques de esquina y la cabeza de Harry Maguire, que se reivindicó. No solo dio una asistencia de cabeza, sino que también vio como el larguero repelía otro testarazo con 0-0 e, incluso, inició con un buen pase filtrado la jugada del 1-0 de Bellingham.

💪 Partido unidireccional, bajo mandato de Declan y Jude

En el mediocampo a tres alturas (4-2-3-1 / 4-2-3-1) que propuso Southgate, Rice y Bellingham fueron claves, en la primera y segunda, respectivamente, para hundir anímicamente a Irán. Presión tras pérdida enérgica y eficaz para evitar correr hacia atrás, uno de los problemas habituales de Inglaterra, y muy pocos errores con el balón el su poder. Su despliegue físico y rigor táctico aupó a los Three Lions. Mason Mount, de más a menos en el partido, puso el cambio de ritmo a las circulaciones que necesita Inglaterra para hacerse fuerte ante rivales replegados. También lució un Kane cualitativo, en un partido sacrificado por su trabajo sin balón y menor número de intervenciones con él, que no le impidió dar dos asistencias.

🇮🇷 Taremi no dio alas a Irán, pero sí dos goles

Los dirigidos por Carlos Queiroz defraudaron en su enésimo intento por desesperar al rival desde su bloque medio-bajo, con escaso porcentaje de posesión y guardando revulsivos para el segundo periodo. Pero el plan no salió, porque ni fue dominante en su propio área pese a cambiar su 4-1-4-1 por un 5-4-1, agregando un central más; ni pudo descansar con balón, sin la presencia de Ezatolahi en el mediocentro, Ghoddos en la tercera altura del mediocampo, ni Sardar Azmoun arriba.


Los jugadores de Irán desafiaron al poder establecido y reivindicaron las revueltas sociales en el país. No cantaron el himno antes de comenzar el partido, contradiciendo así las instrucciones del régimen iraní. Algo que traerá cola. 


Taremi estuvo muy aislado arriba y no hizo grandes milagros asociativos, pero sí terminó el choque como máximo goleador del Mundial, igualado con Enner Valencia y el propio Bukayo Saka. La nota iraní más negativa a nivel individual la firmó Alireza Beiranvand, veterano portero que tuvo que abandonar el terreno de juego a los 2o minutos con una fuerte hemorragia en la nariz.

Ir al contenido