hermanos milinkovic savic
Mundial Catar 2022

Españoles en el Mundial que dijeron «no» a ‘La Roja’

La globalización ha llegado para quedarse. Estamos en un mundo más diverso y con menos barreras. En este Mundial de Catar participan 32 países y más de 800 futbolistas. Dentro de las listas, hay un total de 137 nacionalizados. Futbolistas que representan a una nación, pero que nacieron en otro país. Para poner un claro ejemplo, solo Corea del Sur, Arabia Saudí, Brasil y Argentina participan sin nacionalizados. En el caso de España, un total de siete españoles juegan fuera de La Roja.

🤝  La cosa va de hermanos

El caso más curioso es el de los hermanos Williams y también los Milinkovic-Savic. En el primero de los escenarios, Iñaki Williams (Bilbao, 1994) jugará con Ghana, la selección más joven de todo el Mundial. Pese haber debutado con La Roja en un amistoso contra Bosnia en 2016, el grande de los Williams ha decidido coger el tren del país originario de sus padres para jugar una Copa del Mundo. En el lado opuesto, Nico Williams (Iruñea, Pamplona, 2002) jugará con España.

Iñaki Williams con Ghana

Desde la península balcánica, los hermanos Sergej y Vanja Milinkovic-Savic representarán a Serbia. Sergej (Lleida, 1995) juega en la Lazio y es uno de los hombres importantes en Serbia. Ha jugado 36 partidos con los del sureste de Europa. Su hermano Vanja (Ourense, 1997) es portero en el Torino y lleva 7 partidos con Serbia. Los padres son el exfutbolista Nikola Milinkovic y la jugadora de baloncesto Milana Savic.

🗣 Marruecos, Dinamarca y Ecuador también hablan español

En Marruecos, una de sus estrellas, Achraf Hakimi (1998), nació en España. Concretamente en Madrid. Sin embargo, el lateral del PSG siempre sintió las raíces marroquís de sus padres. Ha jugado 55 partidos con Marruecos. También en el país del norte de África está convocado Munir Mohand, que no confundir con Munir El Haddadi, jugador del Getafe. Munir (Melilla, 1989) es portero y juega en el Al-Wehda de la Saudi Pro League. Lleva 43 internacionalidades.

Otro caso es el caso de Jeremy Sarmiento (Madrid, 2002). El madrileño quiso cumplir el sueño de sus padres y pese a recibir las llamadas de España y de Inglaterra, donde llegó a jugar en categorías inferiores, se ha decantado por Ecuador. Ya acumula 10 partidos como ecuatoriano.

Por último, cerramos con Robert Skov (Marbella, 1996). Se marchó muy pronto y aunque no tenga mucha relación con España, nació en la Costa del Sol. Ya lleva 11 partidos con Dinamarca.

🇪🇸 En España también hay nacionalizados

La Selección Española no se salva de ser uno de los equipos del Mundial que cuenta con jugadores nacidos en otro país. Son dos: Aymeric Laporte (Agen, Francia, 1994) y Ansu Fati (Bisáu, Guinea-Bisáu, 2002). El defensor del City, aunque formado en el Athletic Club, jugó en las inferiores de Francia. Dio el salto a la absoluta de España para jugar la Eurocopa 2020 con La Roja. Lleva 17 partidos. Por su parte, Fati, que llegó muy joven a la Península, ha vestido la elástica española en 6 ocasiones.

En todos los casos, nacidos o no en el país que visten en el Mundial, el sentimiento es mutuo: levantar el trofeo el próximo 18 de diciembre en Doha.

Ir al contenido