8dbc21ab45f34b6e0d7205f9744eebf48318a4bbw
Mundial Catar 2022

Países Bajos y De Jong evitan la trampa de Senegal

El partido más igualado en el Mundial hasta la fecha se saldó con una agónica victoria (0-2) de Países Bajos frente a la actual campeona de África. Sin Sadio Mané por lesión, Senegal dio la cara y supo hacerse fuerte desde su preponderancia física en un partido de mucha fricción y ritmo alto. Pero entonces apareció Frenkie De Jong, un futbolista potenciadísimo con la Oranje, vital para girar la presión senegalesa y para poner un centro con música que asistió a Gakpo en el minuto 84. Klaassen, como revulsivo junto a Memphis, que llegaba tocado, sentenció en el descuento.

🪨 Gran puesta en escena senegalesa

Lejos de arrugarse, la selección dirigida por el carismático Aliou Cissé mostró un plan de partido claro y coherente. Senegal no quiso arriesgar con la posesión en campo propio, aunque sí discutírsela a los de van Gaal. Los senegaleses operaron como un equipo que separó a mucho sus líneas, para salir de forma muy directa, con envíos largos, y tratar de ganar después la segunda jugada o presionar los balones que no ganaban. Supieron aprovechar su fortaleza física: su zancada, su envergadura para chocar y rapidez de sus futbolistas. Clave, también, acabar muchas jugadas (hasta 15 disparos) para no dar opción a la réplica neerlandesa.


Édouard Mendy dejó a deber, encajando dos goles donde pudo hacer bastante más. En el 1-0 calculó mal su salida y, el 2-0, llegó tras un despeje mal direccionado.


En ese contexto, sobresalieron los centrocampistas africanos Nampalys Mendy, Idrissa Gueye —más arriba que de costumbre, como mediapunta del 1-4-2-3-1 para paliar la baja de ManéCheikhou Kouyaté. Este último, al igual que un Diallo, lateral izquierdo en lugar que central, como habitualmente, se marcharon lesionados. Pero si hay alguien que asumió galones, más allá de la solidez defensiva de Koulibaly, fue Ismaïla Sarr. De Ligt, que entró por sorpresa en el once en detrimento de Timber, sufrió para contener al insistente extremo del Watford. Sarr no tomó las mejores decisiones, cierto, pero un agitador en toda regla.

🧠 Frenkie De Jong, centro neurálgico de Países Bajos

Ante este escenario, a todas luces incómodo, van Gaal también optó por separar la distancia entre sus jugadores en la medular, y vació la zona para que el Frenkie más todocampista llevase la batuta de los ataques neerlandeses. Arriesgó, táctica y técnicamente. Cometió, por ello, un par de pérdidas comprometidas, en el carril central y sin red de seguridad a sus espaldas. Pero el centrocampista del FC Barcelona completó otro enorme partido, uno más, con su país. Nadie generó más ventajas, desequilibró con más frecuencia el plan de los africanos ni rompió más líneas rivales con sus conducciones.


Andries Noppert, el futbolista más alto del torneo, debutó con Países Bajos a sus 28 en un escenario de máxima exigencia. Y el portero del Heerenveen terminó como héroe, con hasta tres intervenciones de mérito en el segundo tiempo.


No fue un debut brillante para la favorita del Grupo A, que no llegó a disparar a puerta hasta la jugada del 1-0, pero consiguió sumar de a tres ante una de las selecciones más sólidas del Mundial. De esta forma, mantiene su vitola de invicta desde que llegó van Gaal. 

Ir al contenido