South Korea v Qatar - AFC Asian Cup Quarter Final
Mundial Catar 2022

Paulo Bento se reivindica en Portugal… contra Portugal

La ‘Ley del ex’ es aquella regla no escrita en el fútbol que dictamina que todo el daño que te pueda hacer esa persona que en algún momento fue una de tus aliadas, te lo acabará haciendo. Para Portugal no debe haber sido plato de buen gusto ver como Paulo Bento, exentrenador de la selección y actual estratega de Corea del Sur, les privó de ser el único equipo con pleno de victorias en la fase de grupos. Un día que se recordará, especialmente, por quién fue uno de los artífices de dicha sorpresa, tras su peculiar historia ligada al fútbol portugués.

La sorpresa, no obstante, no tuvo trascendencia clasificatoria para el cuadro luso; sí para Uruguay, en forma de eliminación. Algo que suscitaría cierta alegría en el país ibérico, después de que los charrúas les eliminasen en octavos de final de 2018 con un doblete de Edinson Cavani. Sea como fuere, el principal vencedor del día 2 de diciembre de 2022 fue el entrenador del cuadro asiático. Paulo se reivindicó desde la grada, por la expulsión ante Ghana. Pero, desde allí, le gritó al mundo que sigue bastante más vigente de lo que pensaban algunos.

😯 Se retiró tras coincidir con Ronaldo y Santos

Si muchos dicen aquello de «qué pequeño es el mundo», no hablemos de lo enano que resulta el panorama futbolístico. Quién iba a imaginar en 2004, año en el que un joven Cristiano Ronaldo compartió vestuario en la plantilla del Sporting CP con un veterano Paulo Bento, que ambos se reencontrarían de esta forma en Catar. Un círculo que se cierra con la guinda del pastel, con el alumno batiendo al maestro. Porque, efectivamente, como si no hubiese más entrenadores sobre la faz de la tierra, el mandamás de ese vestuario era Fernando Santos.

Luego que si hay paro…

🪑🇵🇹 Inicios de Paulo Bento en los banquillos

El entrenador portugués representa uno de esos perfiles que no lograron triunfar al salir de su país natal. Comenzó su andadura como entrenador en la propia entidad lisboeta, de la mano del equipo sub-19, hasta que, 15 meses después, asumió las riendas del primer equipo tras la marcha de otro ilustre como José Peseiro, actual dirigente técnico de Nigeria. Un ascenso meteórico que tenía muchos ingredientes para salir mal, pero que, probablemente, fuese su mejor obra en un banquillo hasta la hazaña en este Mundial 2022, con Corea del Sur. Allí ganó en dos ocasiones la Taça de Portugal, otras dos la Supertaça y fue año tras año la única alternativa del FC Porto en la lucha por la Primeira Liga.

Ese currículum, tan exitoso como fugaz, le sirvió para relevar en la selección absoluta de Portugal a otro seleccionador ilustre en Catar, a Carlos Queiroz (Irán). Cogió las riendas del combinado luso en 2010 y completó un ciclo de lo más agridulce. En la Eurocopa de 2012 cayó en semifinales, por penaltis, frente a la última España gloriosa. Sin embargo, las expectativas se estrellaron al no superar la fase de grupos en el Mundial de Brasil 2014.

😒 De entrenador de moda a trotamundos desprestigiado

Otra filosofía no escrita en el fútbol, tan real como la del ex, es el carpe diem. Un día eres el rey, o el amo, que diría Guardiola, y al siguiente ya nadie se acuerda de ti. Eso fue lo que condenó a Paulo Bento. Tal vez, dejó muy alto su listón con unos recursos bastante limitados y acabó cavando su propia tumba. Tras el batacazo de 2014 ya nadie confió en él dentro del balompié portugués. Eso, o que se cansó del mainstream, y prefirió buscarse la vida fuera de su tierra. Con destinos algo exóticos, incluso, en su retorno a la disciplina de clubes.

Primeramente, se hizo cargo del Cruzeiro brasileño. Después, del Olympiacos griego. Y, por último, del Chongqing Liangjiang Athletic chino. Tres proyectos donde terminó por perder el cartel que se había labrado en sus primeros años. En cada uno de ellos duró menos de una temporada, hasta que recaló en Corea del Sur tras finalizar el Mundial de 2018. Ha sido aquí donde ha creado una selección competitiva y acorde a su materia prima, hasta volver a copar portadas, casi una década después, en el país que le vio nacer biológica y futbolísticamente.

 

Ir al contenido