Weah
Mundial Catar 2022

Timothy Weah: en el nombre del padre

De tal palo, tal astilla. Con el gol en la sangre. Timothy Weah, hijo de George Weah, consiguió lo que su padre nunca logró hacer: marcar un gol en una Copa del Mundo. Lo consiguió en Catar ante Gales en su primer Mundial con la elástica de Estados Unidos.

El apellido Weah tiene mucho peso en el mundo del fútbol, ya que George, es el único futbolista nacido en Liberia que tiene un Balón de Oro sus vitrinas. Aparte de sus logros individuales, George logró títulos en algunos de los clubes más ilustres del planeta, pues jugó para Chelsea, PSG y Milan… ¡e incluso fue presidente de Liberia! Sin embargo, nunca jugó un Mundial. Algo que delegó en su hijo. Misión cumplida. 

🇫🇷 Una carrera ligada a un apellido y a un país

Timothy Weah nació en Nueva York en el año 2000. En aquel entonces, su padre finalizaba su relación con en el Manchester City para fichar el curso siguiente por el Marsella. Durante su carrera, a George se le contabilizan 190 goles en 476 partidos.

Timothy estuvo en las categorías inferiores del New York Red Bull. En 2014 llegó al Paris Saint-Germain. No tuvo una progresión fácil, aunque en sus primeros pasos demostró su calidad. Debutó con el primer equipo del PSG el 3 de marzo de 2018 ante el Troyes. Su primer gol con la camiseta parisina llegó la temporada siguiente en la Supercopa de Francia, partido que jugó de titular.

Sin embargo, no fue un habitual en los siguientes meses en un PSG repleto de estrellas y salió cedido al Celtic de Glasgow. En cinco meses en Escocia, Timothy anotó cuatro goles y aportó una asistencia. En la 2019/2020, Weah se desvinculó del PSG para fichar por el Lille, donde produjo ocho goles y ocho asistencias en 81 partidos.

🔨 Un martillo en todas las líneas de ataque

De Timothy Weah destaca su gran catálogo de registros en el frente de ataque. Como su padre, tiene el gol entre ceja y ceja, aunque Timothy puede actuar tanto en la posición de delantero centro como en las dos bandas. Su velocidad con y sin balón le permite estar permanentemente ofreciéndose con desmarques de ruptura.

Ya dentro del área, tiene la capacidad técnica de levantar la cabeza y acabar la jugada o encontrar a un compañero con mejor posición de tiro. Es un futbolista inteligente, con lo que también tiene el talento de bajar a recibir y asociarse. En eso mejora a su padre, que era un delantero más clásico de área.

El joven Weah tiene una inmensa responsabilidad en su país, donde el fútbol ha crecido exponencialmente en los últimos años. Ante la duda de ir convocando con Francia o con EEUU, decidió ir con los yankees, nación con la que quiere escribir páginas de oro…

… páginas que, su padre, a pesar de ser una leyenda, nunca pudo escribir.

Ir al contenido