Primera división

¿Cómo encajarán Isco y Fekir en el Betis de Pellegrini?

Hay quien dice que «los buenos están llamados a entenderse». Sin embargo, en la historia del fútbol hay numerosos casos de estrellas mundiales que no congeniaron todo lo bien que cabría esperar. Messi y Griezmann en el Barça, Ibrahimović y Cavani en el PSG, Passarella y Maradona en Argentina… En el caso concreto del Betis, los precedentes indican que a Nabil Fekir, un jugador muy particular, que viene de ocho meses parado por sufrir su segunda lesión del ligamento cruzado, no le costó demasiado encajar junto a Sergio Canales. Este hecho invita al optimismo, dentro de la dificultad para resolver una ecuación en la que no será posible contentar a todos. ¿Cómo resolverá el técnico chileno el rompecabezas?

🥰 Los intangibles de Pellegrini

Con otro entrenador sería más fácil hablar de que la temporada es larga y que habrá minutos para todos, pero, a estas alturas de su carrera, Manuel nos ha dejado claro que es un firme defensor de establecer planteles con muchos titulares consagrados. No se puede decir que no premie los méritos o que no de oportunidades a las caras nuevas. Casos como el de Assane Diao así lo reflejan, aunque Pellegrini es más bien uno de esos técnicos que, con sus decisiones, provocan que recitemos su once prototípico de carrerilla.

El Betis que construye Ramon Planes: un equipo ‘jugón’ a coste cero

Eso fue lo que sucedió en la 2022/2023 y lo que no está algo menos claro en esta 2023/2024. Del centro del campo en adelante hay dos nombres que son indiscutibles, los del creador y el goleador: Isco Alarcón y Ayoze Pérez, dentro de la polivalencia posicional de ambos. He ahí el quid de la cuestión. Ambos han disputado, al menos, el 80% de los partidos como titulares en liga. El tercer aventajado en la rotación parece el propio Assane Diao, como extremo derecho. Lo suyo ha sido llegar y besar el santo.

🤔 ¿Dónde se ubicará Ayoze Pérez?

Para empezar a despejar la ecuación, hay que analizar la situación del ex del Newcastle y Leicester City. Está asentado como extremo izquierdo con tendencia a ir hacia dentro en el actual Betis, aunque, después de desembarcar en el Benito Villamarín el pasado mes de enero, tuvo muchos minutos también por dentro.

Como mediapunta, cuando ya faltaba Fekir por lesión, o como punta, por delante de Borja Iglesias y Willian José, quienes esta temporada luchan entre sí por el puesto del ‘9’. Lo más lógico es que se mantuviera como extremo, aunque su bajada de rendimiento y las posibilidades que abriría su traslado al frente del ataque, hacen que sea un comodín con capacidad para abrirle la puerta a Nabil Fekir.

🤷‍♂️ Isco no es Canales

Por el momento no habrá tanto dilema, porque a Fekir le costará unas semanas más o, incluso, meses, llamar a la puerta de la titularidad. En caso de hacerlo pronto, se abriría un debate similar al que tuvo con Sergio Canales, trequartista como Isco, que no deja de ser el sustituto del cántabro. El actual jugador del Monterrey supo adaptarse a las necesidades colectivas sin dejar de ser la pieza angular del Betis, y complementó a Fekir como falso extremo (con tendencia interior) o como acompañante de Guido Rodríguez, desde la segunda altura del centro del campo. Zona en la que Marc Roca parece también muy asentado, más allá de sus cameos obligados como central.

Isco recupera la sonrisa en el Betis

El primer problema aquí está en que este Isco Alarcón no parece tan moldeable como Canales. Es verdad que comparten esa capacidad para juntar al equipo desde el pase, desequilibrar en conducción o dibujar (pen)últimos envíos definitorios, pero no es menos cierto que el malagueño reclama una mayor cuota de balón y libertad posicional. Algo que dificulta su traslado al costado derecho, con el riesgo de convertir el ataque verdiblanco en un embudo, con el hándicap añadido de lo invasivo que es Isco en términos posicionales. Fekir solo cabe como mediapunta o en el costado derecho del inamovible 1-4-2-3-1, sobre el papel. Y, para entrar en su posición predilecta, como enganche, habría que renunciar al mejor Isco de los últimos años. Ese es el gran dilema.

🍼 Los jóvenes piden paso en el Betis

La alternativa más factible entonces sería pensar en un Nabil Fekir que hiciera de Sergio Canales, partiendo desde la derecha, sin ser un extremo al uso. El francés tiene en el golpeo de zurda su mayor virtud, no suena mal la idea de acercarle a la frontal y que actúe a pierna cambiada. El problema aquí está en que, al mencionado Assane Diao, que ha explotado desde esa demarcación como uno de los talentos más prometedores del fútbol español, habría que cambiarle de banda, mientras que Ayoze encontraría su sitio como referencia. Es lo más probable, dentro de que implicaría tocar bastante el puzle y obligar a Fekir a mayores esfuerzos defensivos en forma de retrocesos de los que le convienen al ex del ‘OL’.

Y, como daños colaterales, aparecerían también los nombres de Luiz Henrique y Rodri Sánchez, otras dos piezas que claramente maximizan su nivel como como extremos derechos, a pierna cambiada, para activar su zurda. Demasiada competencia para jóvenes con proyección, que reclaman más protagonismo del que han encontrado este curso. Variantes y fondo de armario no le falta a Pellegrini, que tendrá que restablecer pronto sus prioridades. ¿Bendito problema o alternativas excesivas?

Ir al contenido