Primera divisiónReal Madrid

Tormenta perfecta del Madrid para seguir la estela del Barça

Esta vez llegaron los goles. El Madrid volvió a cuajar un partido completo en el Santiago Bernabéu ante un Valencia con muchas urgencias y se impuso por 2-0 para seguir su particular persecución al Barça. Ahora los blancos están a cinco puntos tras responder el triunfo que cosecharon los azulgranas en el Villamarín contra el Betis. Los de Ancelotti estuvieron liderados por Ceballos, Vinícius y Asensio. Entre los tres desataron una tormenta perfecta en el segundo tiempo para doblar a un Valencia organizado, pero que se quedó sin disparar a portería.

Asensio dejó otro golazo de larga distancia para el recuerdo y Vinícius, en su partido 200 con la camiseta blanca, sentenció con una carrera en solitario por la izquierda que definió a la perfección. Por su parte, Ceballos estuvo en todos lados; repartiendo, cortando, tirando caños y corriendo como el que más. Salió ovacionado del Bernabéu. Las malas noticias para el Madrid son las lesiones de Karim Benzema y de Militão. Justo cuando llega el tramo más apretado en el calendario.

💪 Asensio y el chupinazo de cada temporada

Cada campaña igual. Marco Asensio tiene estas cosas. De vez en cuando, el extremo se saca una brillante y decisiva actuación desatascando un choque cerrado con un disparo magistral desde fuera del área. Hace unos meses fue contra el Granada en el Santiago Bernabéu. El balear tiene un cañón en su pierna izquierda y lo saca a pasear en momentos determinantes.

Pudo marcar con anterioridad ante el Valencia, pero se encontró con las buenas intervenciones de Mamardashvili y con el pie de Gabriel Paulista cuando casi se cantaba gol tras recibir un pase de tacón maravilloso de Benzema. Sin embargo, en el minuto 52, recibió otro pase de Karim en el lateral derecho del pico del área grande, y reventó el esférico con su pierna izquierda lejos del alcance del portero del Valencia. Fue el que más concienciado estaba de lo que se jugaba en el partido. Primero, para que su club siguiera la estela del Barça y, segundo, para decantar más la balanza ante una posible renovación.

Aprovechó su titularidad por delante de Rodrygo y, además, con la lesión de Benzema, puede tener un filón para seguir en el once en el apretado calendario que le viene ahora al Madrid.

🏟️ El Bernabéu cantó «¡Ceballos quédate!»

Otro partido de escándalo del utrerano. Contra el Valencia, Ancelotti salió con Kroos y Modrić y también incluyo a Ceballos para cerrar el triángulo de su 1-4-3-3 habitual. No es fácil destacar con el alemán y el croata al lado, pero Ceballos va subido en una nube de felicidad. Fue la luz y la solución a los atascos del Madrid. Dio 108 pases con un 95% de acierto, generó una ocasión clara, ganó 9 de sus 13 duelos y también estuvo fino en la recuperación.

No le quema nada el balón y si no sabe por donde salir, tira un caño o intenta salir con un truco de magia al alcance de pocos. Todas estas acciones levantaron al público de su asiento. Una afición que acabó coreando su nombre y pidiendo la continuidad del sevillano. Mensaje que, evidentemente, escuchó Florentino Pérez. El Bernabéu ha hablado… y eso es mucho decir. Ceballos desborda confianza en estos momentos.

🏥 Se encienden las alarmas: Militão y Benzema, lesionados

Las malas noticias del partido contra el Valencia llegaron en forma de lesiones. Militão y Benzema no pudieron acabar el partido. El brasileño pidió el cambio en el minuto 34 con un problema en el abductor derecho. Ancelotti sacó a Carvajal y colocó a Nacho de central, su posición natural. Otro partido sublime del canterano. No tiene precio. Pese a esto, el Madrid tiene un grave problema atrás. Mendy, Alaba y Lucas Vázquez están lesionados y Vallejo y Odriozola no tienen la confianza del entrenador. Ahora mismo Ancelotti tiene lo justo: Carvajal, Rüdiger, Nacho y Camavinga. Como se resfríe alguno de estos el problema va a ser muy serio. 

Y para colmo, también pidió el cambio Benzema. En un remate en busca del tercer gol, el francés notó algún problema físico y no dudó en pedir que le retirarán. Se fue con el gesto contrariado. Dio las dos asistencias en los goles. Dos lesiones que llegan a pocos días del Mundial de Clubes y a 20 de la ida de los octavos de final de la Champions contra el Liverpool. 

😡 Paulista, se te fue de las manos

El Valencia no jugó un mal partido en el Bernabéu. El equipo se presentó más organizado con ‘Voro’ y fue más pragmático en el juego. El Madrid tuvo dificultades para encontrar el camino correcto en la primera parte. Gabriel Paulista recuperó su posición en el eje de la defensa, Gattuso se lo había cargado, y puso a Musah muy avanzado junto a Cavani. Siempre con la misión de estar concentrados, de no perder las marcas y de hacer un partido fácil. Esa era la idea.

Momento de la patada de Paulista a Vinícius (Getty Images).

Se ocuparon tanto de no cometer errores que se quedaron sin tirar a portería. Y de errores sí que hubo. Sobre todo uno grosero de Paulista, que propinó una patada sin venir a cuento a Vinícius en el minuto 73. Cruce de cables y a la calle con roja directa. Flaco favor para su equipo, que está a un punto del descenso y atraviesa uno de los peores momentos de los últimos años. Tocará ducha de agua frío y reflexión para Paulista y todo el Valencia.

Ir al contenido