Paula Badosa
Polideportivo

¿Por qué fracasó España en la BJK Cup?

El combinado liderado por Anabel Medina picó el billete de vuelta y se despidió de la BJK Cup. España se medía a Gran Bretaña, anfitriona de la competición, y sufrió un duro golpe de realidad después de no poder hacer frente al combinado británico en ningún momento. Pese a apabullar a Kazajistán en la primera jornada el joven equipo nacional se vuelve para España.

⬇️​ Pobre nivel de Badosa

Con la clara derrota de la granadina Nuria Párrizas en el primer partido (6-0, 6-2) ante Heather Watson, número 133 del ránking WTA, Paula Badosa era la mayor esperanza de España. Después del excelso tenis que demostró en la primera jornada para vencer a la kazaja Elena Rybakina, actual campeona de Wimbledon, y seguidamente ganar el dobles junto a Aliona Bolsova se esperaba mucho más ante las anfitrionas.

Sin embargo, la líder de la selección española no pudo con la número 98 del mundo, la londinense Harriet Dart que llevada en volandas por su público pasó por encima de la decimotercera en el ránking mundial. Un claro 6-3, 6-4 que dejaba muy tocadas las opciones de España de pasar a semifinales.

2️⃣​ Dobles, la última esperanza

Con la debacle de Badosa, España que solo necesitaba ganar uno de los tres partidos para pasar a semifinales se lo jugaba todo en el dobles. La nacida en Nueva York no pudo sacar su tenis y de poco sirvió su espectacular noche ante Kazajistán. Aliona Bolsova y Rebeka Masarova tenían en sus manos dar el pase a España, pero no pudo ser.

Y es que el combinado nacional pasó de arrasar a ser arrasado y no ganó ni un solo set ante las británicas. Bolsova y Masarova cayeron ante Alicia Barnett y Olivia Nicholls por 7-6 y 6-2. De este modo las anfitrionas conseguían el milagro y avanzaban a las semifinales donde las espera Australia.

 

Ir al contenido