fernando alonso
Polideportivo

Russell domina la carrera al sprint en otro día aciago para Alonso

El sábado en Interlagos dejó un sabor agridulce para los pilotos españoles. Carlos Sainz se lució, saliendo quinto desde la tercera línea y terminando segundo, a cuatro segundos de un gran George Russell que suma ocho puntos, uno más que el español. Por su parte, Fernando Alonso finalizó en decimoquinta plaza, en lo que fue una jornada negra para Alpine. Ocon se mostró agresivo defendiendo la posición en la tercera vuelta y tras un toque con Alonso nada más empezar, hizo saltar una pieza del alerón delantero del asturiano, al que no le quedó otra que entrar en boxes en la vuelta 3 y esperar un Safety Car que le volviese a reenganchar en la carrera. Pero este no llegó. Ahora, queda poco más que apelar a la meteorología para mañana, algo que parece poco probable.

Fernando Alonso: «Ya me da risa. Acabar el 15 de 18 es divertido (…) Es lo que suele pasar siempre que empezamos juntos. El año pasado lo evité ya varias veces y este año casi me lleva contra el muro en Yeda, en Hungría y hoy aquí. Tarde o temprano, pasan estas cosas.»

Magnussen, que era la sorpresa desde la pole, tuvo sus minutos de gloria aguantando en segundo lugar hasta la vuelta 5, que fue cuando le pasaron George Russell y Carlos Sainz de una tacada. Finalmente fue octavo, sabedor de que esa no era su lucha, sino la de ambos con Verstappen, que comenzó la carrera en cabeza, y la de un Hamilton que venía fuerte antes de la vuelta 10 y que finalizó tercero, remontando cinco posiciones. Verstappen comenzó defendiéndose de forma limpia, moviéndose pronto ante los ataques de Russell con DRS en una preciosa vuelta 13 que hizo que Sainz y Hamilton entrasen también en la pugna.

Al final, Russell se puso líder en la subida de la decimoquinta vuelta, aprovechando su punta de velocidad y preparando mejor el adelantamiento. Verstappen se hundió y cedió terreno en favor del piloto madrileño de Ferrari, que atacó con todo en la 19 y dejó al campeón en una situación de mayor vulnerabilidad. En un intento a la desesperada del neerlandés por aguantar la posición, un toque entre ambos le acabó dañando el alerón delantero y, apenas una vuelta después, Hamilton le quitó las pegatinas para completar el podio. Vettel (9º) y Stroll (17º) firmaron otra batalla poco fructífera entre compañeros, que se saldó con una sanción de diez segundos para el canadiense.

Ir al contenido