Garbiñe Muguruza boda
Tenis

Lío a la vista con Garbiñe Muguruza tras su año sabático

Garbiñe Muguruza recibió el pasado miércoles la medalla a la Real Orden del Mérito Deportivo. Un reconocimiento a la altura de una deportista que tocó la cima del tenis femenino, que ha cosechado dos Grand Slam (Roland Garros 2016 y Wimbledon 2017) y que presume de ser maestra (Guadalajara 2021). De hecho, quiso dedicarse a sí misma el premio, para valorar todo lo que ha conseguido desde que hace más de una década irrumpiese en el circuito.

El negocio de Garbiñe Muguruza en México: tequila a precio de oro

El problema de Garbiñe Muguruza es que no todo son alegrías. La española ha atravesado varios momentos complicados a lo largo de su carrera. El de 2022, con un pobre balance de resultados, ha sido el bache más importante. Sin ganar desde septiembre del pasado curso, la tenista nacida en Caracas decidió parar en enero. Lo que parecía un pequeño descanso pasó a ser un periodo de desconexión para disfrutar con su familia, amigos y pareja que, finalmente, ha decidido prolongar todo lo que resta de temporada.

El gran problema de Garbiñe Muguruza

Garbiñe Muguruza ha disipado cualquier rumor de retirada, pese a que se va a enfrentar a muchos contratiempos en su regreso, y a que en alguna ocasión ha manifestado que no postergaría en exceso su temporada. Uno de los inconvenientes con los que se va a topar es su ranking. Cuando la española decida volver tendrá una clasificación que no la dará acceso ni siquiera a la previa de los grandes torneos —ahora mismo ostenta el puesto 207—.

La posibilidad de regresar con ranking protegido, un arma al que se aferra Nadal y que han usado en los últimos años infinidad de tenistas, no existe para Garbiñe Muguruza. Esa ventaja está reservada para aquellos que han tenido que frenar su carrera por una lesión. En el caso de la española ha sido por decisión propia, sin tener ningún tipo de dolencia.

Esto la deja otra vía que explotará a buen seguro: las wild cards. Garbiñe Muguruza se ha ganado sobre la pista el hecho de que los torneos usen alguna de sus invitaciones para contar con su presencia —aunque no partiría como cabeza de serie—. El problema es que este tipo de accesos gratis a las tenistas suele usarse, con frecuencia, para jóvenes talentos que tienen una gran proyección, pero que su ranking todavía no les permite acceder. Estas jóvenes generaciones tendrán ahora otro contratiempo: ‘competir’ con Garbiñe Muguruza después de que ella haya decidido tomarse un año sabático.

Ir al contenido