Garbiñe Muguruza
Tenis

Garbiñe Muguruza: la razón por la que no competirá en 2024

Garbiñe Muguruza no hace más que alimentar, en cada aparición pública, su escaso interés en regresar a las pistas. La tenista española, que suma más de ocho meses sin competir, no celebra un triunfo desde el 22 de septiembre en Tokio —a Despina Papamichail, 213 del ranking—. La exnúmero uno del mundo decidió combatir su mala racha con un parón que todo apunta a que se extenderá en el tiempo.

El desplome mediático de Garbiñe tras un año en el ostracismo

En un principio, nadie esperaba que el descanso de la nacida en Caracas fuese a prolongarse tanto. Sin embargo, frente a los rumores, eligió hablar y dar por cerrada la temporada. Los motivos que alegó fue la imperiosa necesidad de disfrutar de los suyos: tanto de su pareja, con la que hay boda a la vista en 2024, como de su familia.

Garbiñe Muguruza no tiene prisa en volver a competir

Lo más lógico era prever que estaría presente en el próximo Abierto de Australia, pero no será así. Garbiñe Muguruza, esta semana, ha sido más contundente que en sus dos últimas apariciones públicas —cuando recogió la medalla al real orden del mérito deportivo y en un evento de zumba—: «Mi plan ahora mismo es dormir, descansar, estar con los míos, recuperar tiempo perdido… No veo más allá de lo que estoy haciendo hoy, mañana y esta semana».

Las tres razones de Garbiñe Muguruza para dejar el tenis

La española tiene motivos de sobra para retirarse, pero siempre incide en que esa idea no pasa por la cabeza. Garbiñe Muguruza quiere volver a las pistas, pero no será en 2024, porque ahora mismo ni siquiera entrena. «[el tenis] no ocupa mi mente, ni mi día, ni mis rutinas, realmente me estoy tomando un descanso de verdad e intento estar alejada de las pistas», comentó en una entrevista concedida a Women’s Health.

El regreso en 2024, complicado

Sin la preparación necesaria, es inviable que vuelva a competir. Sobre todo, porque si lo hace, la exnúmero uno del mundo quiere ganar. Y afrontar ese objetivo sin una rutina intensa de entrenamientos es imposible en un circuito donde Sabalenka, Swiatek y compañía están a un elevado nivel. A ello hay que sumarle que, si su prioridad es disfrutar del tiempo perdido y de estar con los suyos, respetaría una buena luna de miel tras su boda con Arthur Borges. Y regresar, para volver a parar, tampoco parece lógico.

Garbiñe Muguruza

Garbiñe Muguruza, por tanto, no piensa en la retirada, pero tampoco en su regreso. Parece ser que sus fans tendrán que esperar, como mínimo, al 2025.

Ir al contenido