Alonso — Aston Martin
Deporte

El aviso de Aston Martin que ha destrozado a Fernando Alonso

El 5 de marzo dará comienzo un nuevo Mundial de Fórmula 1. Lo hará en el circuito de Baréin, 15 días antes de lo que lo hizo en 2022, aunque de nuevo en el país del Golfo Pérsico, como en las dos últimas temporadas. Fernando Alonso espera una magnífica temporada con su nuevo Aston Martin… sin embargo, desde la escudería británica avisan de que no va a ser fácil.

🥺 Toca rebajar las expectativas

Fernando Alonso se ha mostrado muy contento con su nuevo equipo. Después de finalizar una etapa complicada con Alpine, su desembarco en Aston Martin ha sido inmejorable. El equipo le ha brindado todas las comodidades y el propio Alonso no ha cesado en su trabajo para poner a punto el monoplaza. Un AMR23 que, claramente, incorporará multitud de avances respecto a su predecesor, pero que al mismo tiempo ha sufrido varios reveses importantes que complican las expectativas de ganar a corto plazo.

Sea como sea, el piloto asturiano tiene entre ceja y ceja salir campeón vestido con el mono verde de Aston Martin. Alonso es consciente de lo complicado que resulta pensar que el coche de 2023 sea lo suficientemente competitivo para poder luchar por ganar carreras. Pese a ello, tiene muchas expectativas puestas en 2024 o 2025. Aunque desde su propio box no opinan igual.

🗓️ Aston Martin mira a 2026

Desde Aston Martin frenan un poco los pies al piloto español. Es cierto que el AMR23 traerá muchas mejoras, pero en la escudería británica son realistas y apuntan al futuro. Desde su equipo tienen dudas sobre si podrán ser un equipo ganador antes del nuevo cambio en el reglamento que llegará en 2026. Para dicha fecha faltan tres temporadas. Exactamente, el tiempo que resta del contrato de Fernando Alonso.

Eric Blandin, el nuevo subdirector técnico de Aston Martin, apuntó: “Costará algunos años convertirnos en contendientes al campeonato, pero pronto tendremos todo lo que necesitamos para tener éxito”. Por lo tanto, desde el propio equipo se curan en salud y avisan que los objetivos iniciales deberán ser menos ambiciosos.

Ir al contenido