Leo Messi
Deporte

Los motivos de Messi para decir «no» al Barcelona

Leo Messi vive uno de los momentos más condicionantes de su carrera. Con 35 años y una vida de récords, campeonatos y premios individuales, este 2023 marcará de nuevo lo que deparará el futuro del argentino. La razón es que Laporta y el Barcelona van nuevamente en su búsqueda.

Si bien hasta hace unos meses el gran momento del argentino con el Mundial en sus manos hacía presagiar que terminaría su carrera en París —o dentro del entorno qatarí—, la delicada situación deportiva e institucional que vive el PSG un año más y sin más lucha que una Ligue 1 que no parece ganada tientan a Leo Messi para salir del Parque de los Príncipes. De todos modos, esto no quiere decir que haya aceptado irse al Barcelona.

Es precisamente el ambiente interno que vive el PSG el que estaría sopesando al argentino para marcharse, ya que a estas alturas es el propio club quien tampoco dice que no a desligarse de él para rebajar masa salarial. Entonces, ¿por qué Messi no ha dicho si al Barcelona todavía? Hay varios motivos.

Messi tendría que renunciar a gran parte de su salario

Es sabido que en Barcelona anhelan el regreso de Messi, siendo incluso una de las pretensiones más buscadas por Laporta cuando volvió a ser dirigente de los azulgranas, pero el principal problema es la masa salarial que tiene en su contra el club. Desde la Liga, Javier Tebas ha dejado claro en repetidas ocasiones que los catalanes deben liberar un espacio de 200 millones de euros y conseguir otro tipo de ingresos. Por tanto, idean un plan económico para tener a Messi de vuelta.

Messi renunciar salario Barcelona PSG

Un plan económico del que se plantea un contrato multivariado —le darían un sueldo bajo que se podría complementar con un porcentaje de los beneficios que ingresen al club por su vuelta—. Esta es una operación que se sumaa la venta de varios pesos pesados, como pueden ser las de Lewandowski, Pedri, Gavi, Ter Stegen, Koundé o Araújo.

Pero también hay que ponerse en la situación actual que vive Messi en París. Porque también es sabido que el PSG no quiere desprenderse bajo ninguna circunstancia de Kylian Mbappé, su gran figura, así como que Neymar no piensa en moverse del club francés. Así, entra Messi en discordia, que además de tener que cumplir con el Fair Play financiero, el ’10’ de la albiceleste cobra más de 40 millones de euros… y no piensa rebajárselo por nada.

Ir al contenido