Deporte

Víctor Francos Díaz sustituye a José Manuel Franco al frente del CSD

Ya se conoce el relevo de José Manuel Franco en la secretaria de Estado para el Deporte y en el Consejo Superior del Deporte (CSD). El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la propuesta de Miquel Iceta, primer ministro de Cultura y Deporte, para nombrar a Víctor Francos Días en el puesto que había quedado vacante por decisión propia de su anterior inquilino. Esto genera una especie de efecto dominó en el ministerio de Cultura y Deporte, pues Francos Días abandona su puesto de secretario general del mencionado gabinete y se lo deja a Isaac Sastre, que hasta el momento era director general de Patrimonio Cultural y Bellas Artes.

👏  Una vida de experiencia en administración se pone al servicio del CSD

Víctor Francos, antes de llegar al CSD, ha recorrido varios puestos en la administración pública. Su formación está sustentada en el Derecho, con título extraordinario de carrera por la Universidad Autónoma de Barcelona, y Postgrado en Estudios Jurídicos Europeos Avanzados. Como no podía ser de otra manera, su carrera laboral ha estado ligada a la abogacía, dejando hueco también a la investigación universitaria. Ha ejercido tareas directivas, gerenciales y de coordinación de gabinetes y equipos en distintos sectores de la administración pública. Esa experiencia le abrió las puertas para ser, entre el 2006 y 2010 el director de Relaciones parlamentarias de la Presidencia de la Generalitat y asesor de la Diputación de Barcelona durante un año.

Dentro del Gobierno, ha ocupado el puesto de director de Gabinete del ministro de Sanidad y ha sido secretario de Estado de Política Territorial y Función Pública. Ahora, afronta un reto ilusionante en el CSD. El deporte español se encuentra en un punto esperanzador, preparando una candidatura para presentarse como sede unos Juegos Olímpicos. Serían los segundos disputados en España tras Barcelona 1992. A su vez, tendrá que coordinarse con la RFEF para que la candidatura del Mundial 2o30 sea lo más sólida posible. Tiene una oportunidad de oro para poner los cimientos de dos eventos que llevarían al siguiente nivel al deporte español.

Ir al contenido